Master’s Smile Capitulo 15 "Dentro de la sala de oración, Parte I"

Después de compartir mi despedida con Kühling y Krankheit, sigo mi camino y busco al último miembro del gremio. Nunca pensé que las miembros de mi gremio eran muy pocas, pero … Eran solo un grupo variado, cada una con sus pequeñas peculiaridades, así que solo parecía que eran escasas en números.
 
Pero ese tema es mejor dejarlo para otro momento. Y además, ciertamente ví a muchos miembros hoy, ¿no?
 
Soy un maestro del gremio, así que apenas dejo este castillo, nuestra sede, si es que lo hago, y las otras miembros de este gremio parecen aceptar todo tipo de trabajo que las mantiene ocupadas por períodos de tiempo más largos … A pesar de mi posición, Raramente me involucro en su trabajo.
 
Esas son todas las cosas que puedo dejarles a las chicas sin preocupaciones; ellas saben cómo defenderse, después de todo.
 
Realmente ahora, aparte de todo, realmente debería reunirme con ‘ella’.
 
Pero … Bueno, para ser honesto, cuando se trata de ella específicamente, tiendo a ser … solo un poco incapaz de tratar con ella. Oh, eso no quiere decir que no me tenga en alta estima o que no me muestre ningún tipo de respeto.
 
Ella muestra un poco demasiado si estoy siendo honesto.
 
Definitivamente no hay una posibilidad, ni una pizca de posibilidad de que no me guste la chica. Después de todo, la crié desde que era pequeña, y todavía la considero mi propia hija.
 
Avanzo hacia mi destino sin excepción, esos pensamientos en mi cabeza. Sé exactamente dónde está ella.
 
Escuché que ella pasa todas las mañanas ofreciendo sus oraciones en ese lugar …
 
Finalmente, lo alcanzo.
 
El lugar en cuestión es una sala de oración, construida como una adición a este castillo. La mayoría de los gremios solicitaron la adición de dicha sala para su propio uso, y esta específica se creó en respuesta a la solicitud de esta niña.
 
«…»
 
Dentro de la sala de oración, una mujer solitaria reza en silencio. Ella es la que he estado buscando; el último miembro de este gremio.
 
Yo había venido aquí con la intención de saludarla, pero dudo que encontraría la oportunidad de hacerlo mientras ella todavía está en medio de una ferviente oración. La forma en que reza podría dejar a cualquier espectador con un sentido de santidad y una noción arraigada de que no debe ser molestada.
 
Pero, aun así, estoy seguro de que sería mucho más fácil tomar todo eso más en serio si no adorara lo que hizo …
 
«Fuuh …»
 
La vigilo en silencio para no molestar, y reza un rato antes de dejar escapar un pequeño suspiro que parece marcar el final de sus súplicas.
 
Me pregunto si está bien hablar con ella ahora … La llamo, con la intención de poner a prueba ese pensamiento.
 
«¡Dios mío, Maestro!»
 
Mientras que inicialmente parece como si estuviera muy molesta por quien decidió invadir su sala de oración, una vez que se da vuelta en su perplejidad y ve el primer vistazo de mi rostro, estalla en una sonrisa feliz y se acerca.
 
El nombre de esta chica es Anat.
 
Su cabello largo y dorado, aunque normalmente es muy hermoso de ver, ahora está oscurecido por su hábito y fuera de su vista. Sus ojos están cerrados, haciéndola mirar como si nunca dejara caer su sonrisa.
 
Parece que el lado más tranquilo de Anat está en exhibición. Con pasos pequeños y seguros, ella corre más cerca de mí.
 
Teniendo en cuenta que Anat es del tipo que siempre reprende a las demás, recordándoles constantemente que no corran en el gremio, no puedo evitar preguntarme si las demás se sorprenderían de verla corriendo así. Pequeños pasos o no, ¿se sorprenderían? Pero viendo que todas se llevan bien a pesar de sus disputas, ¿es posible que ya estén familiarizadas con este aspecto más lúdico de ella?
 
Y además, Anat sabe cómo considerar el momento y el lugar para algo. Es probable que solo corra así porque soy el único aquí.
 
«Buenos días, Maestro. Ciertamente es raro verte entrar a la sala de oración «.
 
Su tono brillante y laxo, Anat ladea la cabeza hacia un lado en una pregunta no formulada. Devolví su saludo y logré hacer una sonrisa irónica.
 
Quiero decir … Es solo que, bueno … Mira, no tengo nada en contra de rezarle a alguna deidad de la que nunca he oído hablar, ¿de acuerdo?
 
No es que yo hiciera lo mismo de la nada, pero cuando mi querida Anat, a quien considero mi propia hija, me invite a unirme, me complacerá hacer lo mismo. Pero si lo que usted adora no ha cambiado desde antes, entonces … podría ser un poco más difícil de lograr.
 
Cautelosamente, le pregunto a Anat si el destinatario de sus oraciones ha cambiado en absoluto de lo que solía ser …
 
«¿Por qué? No hay forma de que yo cambie eso, ¿está aquí …? Es lógico que el que yo adoro siga siendo el Maestro, ¿verdaaaaaad …?”
 
Aaah … Sí, parece que nada ha cambiado …
 
Mirando la expresión casi intoxicada de Anat, sus mejillas enrojecidas como vencidas por un ataque de calor, me derrumbo mentalmente de rodillas y admito la derrota.
 
Por supuesto, todavía estoy sonriendo en la superficie. Esa sonrisa se fijó en mi rostro en este punto.
 
Aun así, es realmente extraño …
 
¿Cuándo incluso me convertí en alguien digno de ese tipo de reverencia? Por supuesto, la forma en que logré vivir durante tanto tiempo es impresionante por derecho propio, pero aparte de eso …
 
«Entrar a esta sala para rezarle al Maestro todas las mañanas es el momento en que estoy en mi lugar más feliiiiiiz … Y hablando de deseo, me encantaría hacer esta habitación más grandeeeeee… Agregar algunas decoraciones, tal veeeeeez …»
 
De ninguna manera. No hay manera de que pueda aceptar otra adición a este edificio.
 
En ese sentido, ni siquiera quería que hubiera una sala donde pudiera ser adorado, para empezar. Quiero decir, vamos, hacer un lugar para que otras personas te rindan culto no se siente bien, ¿verdad?
 
Pero Anat acababa de insistir tanto en construir este lugar, así que lo construí a pesar de mis propias protestas, una mercancía rara, ya que tienden a arruinar las miembros de mi gremio. Realmente no puedo hacer que este lugar sea más grande de lo que es. Moriría de vergüenza.
 
«Ooooh … todavía creo que es una idea espléndida, aunqueeeee …»
 
No. Oh no. Estoy bastante seguro de que no hay nadie más que tú que acepte algo así, Anat.
 
«Estoy bastante segura de que no es el casoooo …»
 
Anat estalla en susurros tenues.
 
En cualquier caso, no significa no. Si las muchas, muchas personas en este mundo que pertenecen a uno de los dos principales credos religiosos se enteran de que alguien como yo está siendo adorado, entonces no creo que me salga con la suya enojado, ¿está bien?
 
«Oh, esos credos ridículos no tienen más que tontos como seguidores, de todos modos … Eso sería mucho más fácil si te adoraran, Maestroooo …»
 
¡No dejes caer esa bomba de una declaración sobre mí! Es bueno que nadie en este gremio siga a ninguno de los credos; si un creyente escuchara eso, ¡probablemente se desmayaría en el acto!
 
No me importa si estás bromeando, eso no es algo que debas decir. Nunca.
 
«Bromeandooooo …?»
 
Anat? ¿Por qué estás ladeando la cabeza así? No hagas esa cara. Es como si no pudieras entender lo que trato de decir aquí …


Esa es la forma de hablar de Anat, siempre termina las frases así. No es mi traducción :v

Leave a Reply