Another Novel R-18 Capitulo 4 "Sentimientos"

—Es grande
—¿Enserio?, yo creo que es normal
 
—N-No, es la primera vez que veo de este tamaño
 
—¿Es así?, ¿te gusta?
 
—U-Un, me imagino que debes sentirte a gusto con eso
 
—Pues, a veces es un poco incómodo cuando camino y cuando me inspiro
 
—¿Eh? ¿Por qué?
 
—¿De qué estamos hablando?
 
—D-De tu habitación
 
—…
 
Después de cenar con Lesly, la invité a mi habitación para hablar con ella en privado.
 
Fue difícil ya que una peligrosa Elena estaba tratando de darle consejos extraños a Lesly y no pude soportar esa conversación.
 
Las demás sirvientas también se les unieron. El tema por alguna razón era mis días cuando era un niño pequeño e inocente. Muchas de las sirvientas en la mansión han trabajado por años así que no me sorprende que sepan algunas coas sobre mí.
 
El tema iba por mal camino cuando comenzaron a hablar sobre cosas personales, como que cada día las sirvientas a la hora de bañarme jugaban con mi cuerpo sensualmente y me tocaban en lugares extraños.
 
¡Incluso dijeron que cada tres días median mi símbolo! ¡Desearía poder recortar ese momento! ¡Incluso se turnaban!
 
También hablaron sobre el tiempo en que era bebé y como mi madre estaba ocupada en su trabajo, fueron contratadas muchas sirvientas que habían dado a luz para darme de lactar.
 
“El joven maestro tenía muy buena técnica a esa edad” —decían mientras se reían “Fufufu~” entre ellas.
 
Era un bebé ¿saben?
 
¡Ni siquiera recuerdo a esa edad!
 
¡Recién me entero de esto!
 
¡¿Es apropiado decirle esa información a una persona que acaban de conocer hace unos momentos?!
 
¿Elena? ¿Por qué tu cara está sonrojada?
 
Envié mi mirada hacia esas enormes montañas donde no creí poder escalar.
 
No me digas…
 
No, mejor olvidémonos de eso. Pasará algo malo si lo pienso mucho.
 
No hace falta decir que Lesly estaba entrando en pánico por esos temas tan extraños. Por esa razón la lleve rápidamente a mi habitación.
 
Ignoré a Elena diciéndome algo sobre no usar protección y que tengo que conseguir un buen heredero.
 
¡Tú no me mandas!
 
¡Ese “Fufufu~” te lo quitare de tu salario!
 
Aunque no es como si yo pagara tu sueldo.
 
¡De todas formas, yo soy el amo aquí!
 
¡Donde está tu respeto hacia mí!
 
En fin, cuando llegamos a la habitación y después del incómodo intercambio de palabras le ofrecí un asiento.
 
Mi habitación es grande según ella, aunque viéndola bien, creo que tiene razón. Incluso tengo un refrigerador propio en una esquina, una habitación adjunta donde colecciono libros de diversos géneros e incluso un baño personal.
También tengo una mesa grande en mi habitación donde hago las tareas del instituto y también mi lugar sagrado al escribir mis novelas.
 
—Discúlpame por lo de hace unos momentos
 
—A-Ah no te preocupes, al contrario, estoy feliz de saber más sobre Neilans
 
—Aunque no te dije que me llames Nei
 
—Un. Lo siento
 
Lesly por momentos daba miradas alrededor de la habitación con su ambiente de chica tímida. Aunque creo que sigue insegura, el nerviosismo de antes ya no se puede notar en su expresión. Creo que fue mucha información para ella.
 
Sobre todo, cuando enviaba miradas a mi cama al fondo de la habitación. Su rostro se encendía y podía ver un poco de sangre salir por su nariz.
 
—Eso que dijiste antes, sobre ayudarme a en mis novelas
 
—¡Ah sí! ¡Tu ultima historia fue increíble!  ¡El ambiente en que se desarrollan los personajes me encanta y la trama es tan interesante! ¡Había leído antes tus otras historias, pero esta es la que más me ha gustado!
 
—¿A-Ah? Gracias
 
—Lástima que dejaste de subirla… y había llegado a la mejor… parte…
 
“…”
 
Cuando habla sobre mis novelas, Lesly se convierte en una persona completamente diferente.
 
Su expresión cambio a la de una animada, y parecían haber algunas estrellas en sus ojos.
 
¿En serio? ¿Primero corazones y ahora estrellas?
 
Nah, debe ser mi imaginación.
 
La novela de la que estaba hablando era una que había comenzado hace un año y estaba teniendo muchos lectores en mi sitio web. Pero ha estado en hiatus desde hace un tiempo.
 
Lesly estaba hablando de esta pero cuando iba a mencionar sobre la parte en que deje de escribir, su rostro se tornó rojo.
 
¿Qué esperabas? Es una novela erótica.
 
—Lo sé, lo sé, estaba teniendo un mal momento así que la dejé de escribir. Lo siento por eso
 
—N-No tienes que disculparte, yo solo estaba preocupada porque ya no había más capítulos
 
—Siento haberte desilusionado hehe—. Me reí irónicamente al ver sus acciones.
 
Lesly negó desesperadamente cuando dije eso. Mirando su cara aún sonrojada me hace pensar que de hecho es muy linda.
 
Es como si viera una tierna ardilla asustada cuando le quitas su nuez.
 
Pero no puedo bajar la guardia, ella es una persona que acabo de conocer. Puede que detrás ese disfraz de chica tierna se encuentre una existencia que podría rivalizar a la peligrosa y sensual Elena.
 
De los hentais que vi algunos tenían esa trama.
 
—Pero, antes dijiste que estabas enamorada de mi ¿cierto? — cuando señalé lo que dijo antes en el parque central del instituto, Lesly recordó el grito que incluso ahuyentó a las aves en la zona, y su cara se ruborizo de nuevo.
 
—S-Si, desde hace mucho tiempo, aunque no como las otras chicas de ese club
 
Ufff, que bueno de que no pertenezca a ese club raro…
 
—Y cuando descubrí que tú eras “Xnovel”, estaba feliz ya que sentía que teníamos algo que nos gustaba a ambos. Se que hice mal en chantajearte para que pueda estar aquí, pero sentí que si no lo hacía me iba a arrepentir toda mi vida”, Lesly me dijo mirándome a los ojos con una expresión seria en su rostro.
 
Esa mirada…
 
—Ya veo
 
—Más aun cuando fuiste tan amble conmigo después de hacerte eso
 
—Bueno, aunque no es para tanto
 
—Eres un chico popular ¿sabes?, cualquier chica estaría loca por hablar contigo al menos un minuto
 
—Mira quien habla
 
Nos reímos en sincronía después de eso.
 
—Pero, ¿estás segura de esto?
 
—S-Si, aunque creo que ser tu n-novia puede ser imposible, al menos me gustaría poder estar contigo ayudándote
 
—Lesly
 
—S-Sabes, yo… estaba muy feliz cuando me invitaste a tu casa, también, aunque la señora Elena es un poco extraña me dio la bienvenida, aun cuando ni siquiera me conocía. Las demás personas también me trataron bien y me contaron cosas sobre ti que nunca imaginé poder saber. Sentí que esto era un sueño.
 
Mientras escuchaba en silencio a Lesly, pude sentir por su tono de voz que todo lo que estaba diciendo era verdad. Eso también podía notarlo de sus ojos que estaban poniéndose cada vez más rojos. Parecía que en cualquier momento podría comenzar a llorar.
 
No pensé que esta chica que por fuera se ve tan reservada podría tener tantos pensamientos sobre mí.
 
¿Porque fui tan indiferente ante lo que pasaba a mi alrededor?
 
¿Hay más chicas como ella, que tienen guardados esos sentimientos?
 
Tal vez debería haberme hecho un harem. ¡No!, tengo a esta hermosa chica frente a mí así que tengo que hacer lo que debería hacer un hombre.
 
Y así de repente envolví a Lesly en un abrazo.
 
Nuestras estaturas eran distintas así que se me hizo fácil hacer ese movimiento que vi en los eroges.
 
Ella se sorprendió por mi repentino movimiento y se quedó rígida por unos instantes antes de clamarse y acurrucarse en mi pecho. Linda ardilla.
 
—Yo, no soy tan bueno como piensan todos
 
—Lo sé, pero no importa
 
—Soy muy pervertido ¿sabes?
 
—Se nota en tus textos
 
—Hee, aunque tú lo lees—. Dije en tono de broma lo que ella reaccionó inflando sus mejillas mientras me miraba hacia arriba.
 
E-Esa técnica, ¡C-Como fue capaz de hacerla!
 
L-Linda.
 
—Te quiero hacer una pregunta…
 
En la mitad de mis palabras alineé mi mirada con la de Lesly, hubo un breve silencio entre nosotros y la cara de Lesly ya se estaba tornando de un lindo color primario.
 
—¿Por qué eres tan linda?
 
—Ah…
 
Le robé los labios mientras aún estaba desprevenida.
 
Fue un beso normal al principio sin legua ni nada, pero ya después comenzó a ponerse intenso cuando invadí su boca con mi lengua y disfrutaba de la sensación de ambas lenguas entrelazándose.
 
—Mmmn…Aa.. Na~~…
 
Lesly era un poco torpe y a veces sus dientes chocaban con los míos así que tuve que bajar la intensidad del beso. Después de unos momentos se acostumbró e igualamos nuestros movimientos mientras ella pasaba sus brazos por mi cuello abrazándome fuertemente.
 
Tiempo después, nos separamos dejando una final línea de saliva conectadas a ambas bocas.
 
—Lo siento, me deje llevar
 
—A-Ahn… n-no, fue repentino y era mi primer beso así que…
 
Su expresión sonrojada con los ojos mirándome apasionadamente, sumados a su respiración entrecortada encendía una llama en mí que cada vez más quemaba mi interior.
 
Cuando me di cuenta, ya estaba encima de ella en la cama y mi entrepierna destacaba demasiado.
 
Lesly se dio cuenta de eso y aun con la cara sonrojada…
 
—H-Haré lo mejor que pueda…
 
Mi mente se derrumbó
 

Leave a Reply