Another Novel R-18 Capitulo 5 "Un punto sin retorno"

PropellerAds

Continuamos juntando nuestras bocas en un beso intenso, mientras aun estábamos en nuestros uniformes.
 
El sonido de nuestras lenguas entrelazándose torpemente hacía eco en la habitación donde nos encontrábamos, así como también los jadeos entrecortados que Lesly dejaba salir por momentos encendía mi llama de perversión que había estado acumulada desde hace mucho tiempo.
Nos ahogábamos en la sensación de saborear la boca del otro juntando nuestros cuerpos encima de la cama.
 
Traté de no apoyarme mucho en Lesly que estaba debajo de mí, ya que se notaba que en ocasiones la sofocación del momento le impedía respirar.
 
—Aahn… Nn ~~ shu ♡ hmn~~
 
Incluso cuando trataba de no poner mucha carga a Lesly, ella me sujetaba del cuello en un abrazo como si no quisiera dejarme ir.
 
Oh baia. ¿Acaso los papeles se invierten? ¿Seré yo el violado? Antes había dicho que podrías tener mi cuerpo, pero no era en serio ¿sabes?
 
—Aah…~~
 
Tuve que mover mi mano hacia su pecho buscando su pezón, y pellizcarlo haciendo que ella dejara salir su voz y soltando un poco la presión de su abrazo. A lo que me envió una mirada de reproche la cual le respondí con una sonrisa.
 
—S-Sé gentil —dijo ella.
 
¡La línea! ¡La línea prohibida de los hentais vainilla!
 
Para burlarme mas de esta sensible Lesly, seguí jugando con sus pechos al contenido de mi corazón.
 
Retorcía lindamente su cuerpo cada vez que amasaba sus delicados pezones escondidos que apenas se notaban por el suéter que llevaba puesto.
 
¿Todas las mujeres serán sensibles allí?
 
De los hentais que veo siempre muestran que son sensibles y gritan “Kyaaa~~~~” así que tenía mis dudas. ¡El momento para experimentar ha llegado! ¡Mis fantasías prohibidas al fin ser harán realidad!
 
¡Buahahahahahaha!
 
—¿E-Estas pensando en algo extraño?
 
—Tal vez
 
—S-Si eres tú, podría soportarlo— dijo Lesly mientras tenía las mejillas sonrojadas y me miraba con timidez.
 
Fuah! ¡Esa expresión! ¡Está rompiendo las barreras de mi razonamiento! ¡Quiero tomarle una foto! ¡Una foto!
 
Con la lujuria carcomiendo rápidamente mi cerebro, tome el borde del suéter que ella estaba usando y como para comprender lo que iba a hacer, Lesly me ayudó subiendo las manos facilitando la sustracción de la prenda de vestir.
 
El suéter no era muy grueso así que se notaba que el tamaño de su pecho era muy bueno. Al menos para mí, es asombroso. Sumado a su expresión de timidez cada vez que le sacaba la prenda, esto hacía que reaccionara mi entrepierna de manera incómoda.
 
Ah, si ella tuviera lentes.
 
Cuando al fin le saque el suéter y la blusa que llevaba puesta, quedo una vista magnifica.
 
Un sujetador de copa entera de color blanco y unos adornos simples pero tiernos en la unión.
 
—Kyaa ~~… e-esto… ahn
 
Lesly trató desesperadamente de ocultar sus pechos con sus manos mientras temblaba y apartaba la mirada. Sus ojos comenzaron a tornarse un poco rojos y parecía estar a punto de llorar.
 
—Y-Yo… aunque no tengo tan grande como la señora Elena— dijo Lesly con una mirada lamentable en su rostro.
 
Ella…
 
“No te compareces con ella, ella está en otro nivel”
 
¿Compararse con esa Elena? ¿Esas montañas que son casi inalcanzables para cualquier humano?
Yo incluso casi caigo en la tentación de masajearlas descaradamente. Son armas mortales andantes.
 
—P-Pero… yo
 
—No te preocupes por eso… Me gusta como eres
 
Pasé a besarla alrededor del cuello lentamente a lo que ella cerraba los ojos con las mejillas sonrojadas.
Ella poco a poco se dejó llevar por la estimulación y dejaba caer sus manos que cubrían sus pechos mostrando menos resistencia a mis acciones.
 
Aprovechando esta oportunidad, desabroché la unión de su sujetador.
 
—Ahn~~— Lesly gimió sintiendo que le había quitado todo tipo de restricción. Se mordía el borde de sus labios aguantando la vergüenza que tenía.
 
Un par de colinas estaban a la vista. En la parte superior se podía apreciar una protuberancia de color rosa que por un momento me dejó fuera de mis sentidos.
 
Yo…
 
—Ah, no… q-que estoy haciendo
 
Ahora que estaba mirando esta figura me di cuenta… estoy cometiendo un error.
 
¿no estoy aprovechándome de su situación?
 
¿No he estado jugando con ella?
 
¿Acaso no estoy dejándome llevar de mis instintos sabiendo de que ella no muestra rechazo?
¿Qué clase de enfermo soy?
 
Bueno, sí sé que soy un enfermo de la suculencia, pero…
 
Soy lo peor.
 
—¿Q-Que pasa Nei? — notando que estaba aturdido y mostrando inseguridad, Lesly me llamó preocupada.
 
Su mirada. Esa mirada sincera, y sin malas intenciones llena mi cabeza.
 
¿Qué le estoy haciendo a esta chica?
 
—Yo… ¿está bien que yo haga esto? Aprovechándome de tus sentimientos yo…
 
—Nei…
 
Lesly quedo mirando mi lamentable cara y acercó su mano a mi mejilla tiernamente.
 
Sentir su piel tan cerca me hace sentir cálido.
 
¿No soy muy cursi? ¿Acaso me convertiré en un princeso?
 
—Se lo que te preocupa. Piensas que estas aprovechándote de mí ya que me gustas
 
—Ah—. O-Ouch, directo en el corazón.
 
—Pero, sabes… puede que tengas razón
 
—Lo siento
 
—No tienes que…— Lesly acariciaba suavemente mi mejilla con su mano mientras tenía una sonrisa en su cara. Muy linda, por cierto.
 
—Aunque pienses en eso, no me importa…
 
—Pero…
 
—¿Acaso me has tratado mal hasta ahora?
 
“¿Ah?”
 
—Es cierto que estaba muy enamorada de ti desde hace mucho tiempo, pero también es cierto que acabas de conocerme esta tarde
 
—Si, pero…
 
—¿Acaso yo no me aproveché de ti sabiendo tu secreto para poder estar contigo?
 
—Bueno, eso es diferente
 
—Hehe, no es diferente…  y aun cuando lo hice, no me trataste con desprecio como pensé que lo harías y en cambio me recibiste en tu casa— dijo riéndose.
 
—Eso es imposible, yo nunca te trataría así
 
—Lo sé, por eso me enamoré de ti… Por eso, me gustaría pedirte algo— diciendo eso, Lesly retracta su mano tocando mi mejilla y envuelve sus brazos alrededor mío. Su cara cambia a una de determinación.
 
“Por favor, quiero que recibas mi egoísmo, quiero estar contigo para siempre”
 
Esta vez ella fue la que tuvo la iniciativa de besarme. Su abrazo era aún más fuerte que el anterior y la intensidad del beso era el doble de fuerte a comparación con antes.
¿Enserio? ¿Puedo tener a esta adorable y honesta chica?
 
Yo…
 
—No me culpes por lo que pasara después
 
—Si es Nei, no me importa
 
—Ahg
 
Esa única frase fue el último punto de rotura en mi autocontrol. Desatando mis demonios internos alcancé el pezón derecho de Lesly y lo metí en mi boca para saborearlo mientras el otro lo amasaba con mis dedos.
 
—Uuh~, Nei eso es… mmh
 
Aguantando la estimulación de sus pezones siendo atacados repentinamente, Lesly se muerde los labios y con una mano agarra mi cabeza fuertemente.
 
Una encantadora esencia de un dulce de leche se extiende desde su cuerpo hacia mis fosas nasales que me marea y hace hervir mi sangre.
 
La suavidad de sus pechos es sublime y su piel tierna y suave me está arrebatando todos mis sentidos. Amaso suavemente su otro pezón mientras ruedo mi lengua en su aureola para terminar chupando fuertemente su pezón rosa subsanándolo como esperando a que leche materna saliera.
 
—Tan suave, Lesly
 
—Aaaaaah ♡♡ Nei…Nei, eso… si sigues así yo!!
 
Sus fuertes gemidos alimentan mi sádico interno lo cual me hace querer escuchar de esa encantadora voz.
 
Dejando en paz su pezón, dirijo mi boca trazando una línea entre este y su vientre. Saboreando cada parte de su piel como si fuera la cosa más deliciosa del mundo.
 
Cuando continúo bajando mi trayecto, deslizo mi mano sobre su falda del instituto que lleva puesta apartando el camino hacia su braga. Lesly que se da cuenta de lo que estoy haciendo, toma fuertemente mi cabeza con sus manos, sujetando mi cabello negando con la cabeza.
 
—Noooo~~, e-espera… Nei, allí no~
 
Ignorando sus suplicas, bajo su falta hasta sus rodillas y veo su braga blanca donde se encuentra el reino prohibido.
 
Contrario a la negación hace unos momentos, una mancha de humedad se podía apreciar en la braga evidenciando lo excitada que estaba.
 
—Lesly, eso…
 
Acerco rápidamente mi cara hacia su zona privada pasando mi lengua por encima de la braga tratando de buscar su hendidura. Muevo mi lengua por todo el camino y cuando siendo una pequeña protuberancia.
 
Debido a las continuas carisias desde el inicio de nuestra tontería, la sensibilidad de Lesly parece haber llegado al punto máximo, así que aprovechando esa debilidad ataco su clítoris con todas mis fuerzas.
 
—H-Hii~, hiaaa… N-noooooo~♡♡♡
 
No pudiendo soportar repentino el ataque a su clítoris, que es su zona más íntima, el cuerpo de Lesly se contrajo y agarrando mi cabeza con ambas manos curvando su cuerpo lascivamente mientras dejaba salir su juego de amor de mujer.
 
Me recorre un sentimiento de logro al enviar a esta linda chica a un orgasmo.
 

Leave a Reply