Another Novel R-18 Capitulo 11 "Cerrando la distancia"

M-Mierda
 
¿Qué es este dolor en mi pecho? Mis manos tiemblan. Tengo dificultades para hablar.
 
¿Cuándo fue la última vez que me sentí nervioso?
 
¿Fue cuando por casualidades del destino entre a la habitación de una sirvienta y me robé su ropa interior? Puede ser.
 
Ese día permanecí en mi cuarto disfrutando la sensación de inmoralidad y perversión.
 
El nerviosismo solo fue por un momento así que no recordaba mucho de eso a diferencia de lo que estoy sintiendo ahora.
 
Recordándolo, creo que todavía tengo esa braga en lo más profundo de mi armario. La tengo como un trofeo de victoria o algo así.
 
También recuerdo cuando Elena me preguntó sobre ese asunto. Yo lo negué por supuesto, pero creo que no me creyó.
 
Desde ese día las sirvientas eran más precavidas y tenían cuidado de dejar sus habitaciones abiertas así que me sentí deprimido, pero me repuse cuando las sirvientas me seguían tratando con normalidad e incluso algunas me miraban con ojos mostrando corazones y una respiración entrecortada.
 
Podía escuchar sus murmullos de “¿Serán mías las bragas que robó el joven maestro?” mientras se sonrojaban y se frotaban los muslos.
 
En ese tiempo yo era un muchacho inocente saben. Tenía miedo así que me alejaba de ellas.
Ustedes me pervirtieron con sus actos tentadores.
 
Después parece que hubo una reunión organizada por Elena y por eso las sirvientas trataban de contener sus tendencias shota.
 
Espera, estoy alejándome del tema.
 
¡Ahora tengo que pensar en que decirles a los padres de Lesly!
 
¡¿Que haré?! ¿Acaso tengo que pedir disculpas?
 
En primer lugar, ¿Por qué disculpas?
 
¿Sera porque todo fue causado por mi pésimo razonamiento?
 
Por supuesto, sería raro que yo lleve a una chica que acababa de conocer a mi casa. Además, ella me dijo que me iba a ayudar en mi situación de hiatus en las novelas, pero acabé enamorándome y teniendo sexo con ella.
 
¿Por qué no lo pensé antes?
 
¡En que tenía la cabeza! ¡Eso me pasa por no contener correctamente mis impulsos depredadores y sexuales!
 
Estoy en problemas.
 
Quería pedirle ayuda a la persona misma, pero es inútil. Lesly también está entrando en pánico y busca su celular en su bolso.
 
—T-Tengo llamas perdidas de mi mamá— dice con una expresión de horror mientras se encoje como un cachorro reprendido.
 
Maldición, esto va por mal camino.
 
Elena continúa mirándonos con una sonrisa como si esto fuera gracioso. ¡Ayuda en algo!
 
Tengo que pensar en algo rápido.
 
¡Ya sé!
 
—¡Lesly, te llevare a tu casa! ¡Te ayudare a recoger tus cosas! ¡Elena llama a Edwin!
 
Por un momento, Lesly no parecía no entender lo que le decía hasta que captó la parte de llevarla a su casa.
 
—N-No tienes que hacer tanto. Le explicaré a mis padres así que—
 
—No, yo te hice venir por lo que tengo la culpa y debo hacerme responsable
 
—¿Ara? ¿Aun cuando el joven maestro está sudando tanto?
 
“—C-Cállate, es el calor
 
—Uhm, N-Nei
 
Lesly de repente llama mi nombre y me mira con un leve enrojecimiento en las mejillas. Sep, tengo ganas de besarla.
 
—¿Sí? ¿Pasa algo?
 
—E-Es, por lo que pasó anoche… uhm, me gustaría tomar un baño
 
—¿Ah?… Eso es
 
Ahora que me doy cuenta, después de que lo hicimos, dormimos tranquilamente con nuestros fluidos sexuales sin bañarnos. Bueno, en primer lugar, Lesly se había desmayado así que no podía despertarla, así como así. Y yo solo tenía en mi mente dormir con ella así que no se me paso por la cabeza tomar un baño.
 
Espera, eso fue peligroso. Si íbamos a la casa de sus padres sin siquiera bañarnos y seguíamos teniendo ese olor lascivo. ¿Qué me hubiera pasado?
 

 
—¡Maldito! ¡Que le hiciste a mi hija!
 
—¡Querido, llama a la policía!
 
—¡No es necesario! ¡Lo mataré aquí mismo por violar a nuestro precioso tesoro!
 
—AAAAAAHHHH ¡¡S-Soy inocente!!
 

 
Sin duda moriría. Al menos si yo tuviera una hija y algún tipo llega y contamina su pureza, destrozaría a ese desgraciado.
 
T-Tengo miedo.
 
Después de imaginar la escena de un posible asesinato, le dije a Elena que ayude a Lesly en el baño, pero…
 
—¿Y porque el joven maestro no acompaña a la señorita? Fufufu
 
Dijo riéndose con su mano en su boca, a lo que Lesly parecía estar pensando algo mientras juntaba sus manos cerca de sus pechos.
 
—Aprovechare esta oportunidad que me ha dado Maestra—. Olvidaré ese murmullo.
 
*
 
Y así nos dirigimos rápidamente al baño principal que tiene la mansión.
 
Es un baño muy ancho de unos ocho metros cuadrados donde tiene incluso una tina que fácilmente podrían caber tres personas. Por alguna razón la mitad de esta habitación está compuesta por espejos. Sin duda no es un fetiche mío o algo parecido.
Incluso tiene un televisor dentro de una pared que está protegido por un cristal.
 
¿Por qué razón no he usado este baño antes? Siempre usaba el baño que tengo en mi habitación porque me daba más sentido de privacidad, pero al ver esto creo que algo ha cambiado en mí.
 
No hace falta decir que Lesly estaba más sorprendida que yo al ver esta escena del baño de tus sueños.
 
Bueno, después de deshacernos de Elena que quería entrar también en el baño, nos quedamos mirándonos fijamente por un rato.
 
El rubor en las mejillas de Lesly después de entrar en el baño era más visible que antes y con timidez fue quitando poco a poco la ropa que llevaba puesta.
 
Esto se parece a una escena de Eroge, ¿aquí tal vez debería aprovechar la situación?
 
No, tengo que permanecer estoico y que no note que me estoy excitando.
 
—U-Uhm Nei, si me miras así
 
Mierda, estaba mirando como se desvestía. No puedo apartar mis ojos de tal escultura de arte.
¡No me pidas que deje de ser hombre! ¡No soy de esos princesos que apartan sus ojos! ¿Un momento? ¿Eso no me hace un acosador? Al diablo.
 
—Lesly, ¿quieres salir conmigo?
 
—Eh? — ella exclama sorprendida.
 
¡Que estoy diciendo!
 
No lo sé. Pero viéndola ya hice mi resolución.
 
—Me gustas, quiero conocerte más, por eso, si estás de acuerdo quiero pedir el permiso de tus padres— puse mi cara más seria diciéndolo, pero por dentro estoy nervioso. Tal vez esta sea mi última línea varonil que diga en mi vida antes de que pase una tragedia así que quería decirlo.
 
Además, no estoy diciendo una mentira.
 
Lesly escuchando lo que dije se mantuvo sorprendida por un segundo y después sus ojos se pusieron vidriosos mientras me miraba.
 
—¡S-Si! por favor. ¡Haré mi mayor esfuerzo!
 
Después de eso me abrazó fuertemente en ropa interior mientras sollozaba en mi pecho.
Cuando Lesly se calmó, conversamos de diversos temas mientras nos enjuagábamos mutuamente en esa bañera enorme. Fue un poco incomodo, pero aun así nos reímos después de nuestra propia inseguridad.
 
Fue un total infierno soportar mis impulsos primitivos que me decían “¡Empújala hacia abajo pvto!” pero pude controlarlos perfectamente gracias a mis años de experiencia viviendo con las sirvientas cachondas.
 
En fin, creo que cerramos un poco la distancia entre nosotros.

Leave a Reply