The Slutty Adventures of Magical Princess Makina Prologo

«Princesa, eres mucho más salvaje de lo que pareces».
 
La princesa sonrió amargamente ante el comentario de un invitado mientras recogía un trozo de hielo púrpura.
No fue nada. Esta fue una fiesta para celebrar el 600 aniversario de la fundación del Reino Grandel y un camarero había derramado un poco de vino, así que ella simplemente lo había congelado con magia.
 
Ella solo había estado tratando de evitar que su vestido blanco, su largo cabello rubio y la ropa
de los oficiales y nobles cercanos se mancharán.
 
No le gustaba que la consideraran «salvaje» solo porque era una realeza que usaba magia,
pero también entendía por qué lo veían así.
Esta fue una reunión de la clase alta que no necesitaba usar armas o magia.
 
«Es inusual que una princesa tenga tanto talento con la magia».
 
«No necesariamente. Grandel fue fundada por un espadachín mágico”.
 
“Si nuestra princesa estuviera inscrita en una escuela de magia, fácilmente podría graduarse del nivel de la escuela media e ingresar a la escuela secundaria. Ella también está en esa edad.”
 
«Ahora que lo pienso, hoy es su cumpleaños, ¿no?»
 
«Ella se pone más y más bella cada año».
 
La princesa asumió que la mujer noble simplemente la estaba halagando, así que solo asintió
un poco sin realmente estar de acuerdo o en desacuerdo.
Sin embargo, esa evaluación fue precisa. Todo el mundo estaba encantado con su largo
cabello rubio, veía la belleza en sus rasgos faciales refinados y no podía apartar los ojos de las
amplias curvas de su cuerpo. Aunque ninguno de ellos permitió que su lujuria se mostrara en
su rostro.
 
«Feliz cumpleaños Princesa.»
 
«La congelación repentina del vino derramado fue bastante impresionante».
 
“Hermosa y experta en magia? Realmente eres un descendiente del legendario Sir Arthur,
¿verdad?”
 
La gente con trajes o vestidos caros y decorados con accesorios brillantes o maquillaje le
hablaron con una sonrisa.
 
Darles las gracias educada y modestamente a todos fue un trabajo agotador, incluso si no era
algo desagradable.
 
«Pero si dedicas demasiado tiempo a la magia, te perderás el momento perfecto para casarte».
 
«Oye tú, no seas tan grosero con ella.”
 
«Sí. Con su belleza, no tendrá fin a los pretendientes”.
 
«¿Oh? ¿Princesa?»
 
Mientras los nobles invitados seguían hablando, ella se inclinó hacia ellos y se alejó
rápidamente.
Cruzó el gran salón de fiestas y salió al balcón para disfrutar de la brisa nocturna.
Podía escuchar a la gente celebrando en la ciudad del castillo a pesar del frío. Aun así, este
lugar era considerablemente más tranquilo que el salón de fiestas.
 
«Suspiro.»
 
«Princesa Makina, ¿quizás serías más feliz dedicando tu vida a la magia que casándote con un
príncipe o noble de otro reino?»
 
Oyó una voz joven por detrás y los volantes de su vestido se agitaron cuando se dio la vuelta.
Ella vio a un caballero de pelo negro de su edad allí y puso una mirada de enojo por él.
 
«Tú también, Tet? Admito que me gusta la magia, pero nunca he dicho nada acerca de nunca
casarme”.
 
«Jaja. Mis disculpas, princesa”.
 
El joven caballero llamado Tet conocía a su princesa lo suficientemente bien como para saber
que no estaba realmente enojada, así que se disculpó con una rápida reverencia.
 
«Incluso si ese día llega para ti, princesa, continuaré protegiéndote por el resto de tu vida».
 
«Lo sé. Gracias, Tet.”
 
Se quedaron juntos en el borde del balcón e intercambiaron esa promesa mientras observaban
las luces de la ciudad y las sonrisas de las personas que disfrutaban del festival.
El año 600 de Grandel se celebraba en el castillo y en la ciudad del castillo. Y después de
observar a esas personas enérgicas por un momento, volvió sus ojos de zafiro hacia su
caballero, el amigo de la infancia.
 
«Matrimonio, hm?»
 
«¿Qué? ¿Dijiste algo?»
 
«N-no! No dije nada en absoluto”.
 
Cuando sus ojos negros se encontraron con los de ella, rápidamente miró hacia otro lado. Así
el no reconocería los débiles sentimientos que ella había sentido durante muchos años. Y así
no vería el ligero rubor en su piel blanca como la cerámica.
 
Sin embargo, el confiable pero denso Tet la acosó con preguntas: «¿Estás bien?» «¿Tienes
fiebre?» Era popular entre las criadas y las niñas de la ciudad del castillo por su aspecto y esa
cara bonita estaba justo delante de ella ahora.
 
No podía encontrar una buena excusa, por lo que no estaba segura de qué decir. Pero
entonces…
 
«Oh, Makina, ahí estás. Y Tet también.
 
“Padre.»
«¡Su Majestad!»
 
Un majestuoso hombre con cabello y ojos dorados salió al balcón, así que Tet se arrodilló en el
lugar.
 
«Oh, que gusto, Tet. Puedes saltarte las formalidades en este día de celebración”.
 
El padre de Makina llevaba un lujoso traje blanco y una capa roja sobre eso. El rey de Grandel
había aparecido ante ellos.
 
«¿También viniste a escapar aquí, padre?»
 
“Sí, me gustaría poder pasar estas fiestas celebrando en lugar de tratar con las formalidades
sociales y la diplomacia. Esas cosas son importantes, pero realmente se puede decir que el
reino ha acumulado familiares e invitados en el transcurso de 600 años «.
 
El rey Grandel se rascó el pelo, que era tan rubio como el de su hija.
 
Se quejó, pero Makina sabía que había estado esperando este día más que nadie. Y fueron
sus esfuerzos los que permitieron que el reino llegara a este aniversario.
Tenía unos cuarenta años, lo que lo convirtió en el líder más joven, pero ya era conocido como
uno de los reyes más sabios del reino. Sin su dirección, es posible que ya hayan sido invadidos
por un reino militar en ascenso.
Después de evitar esa amenaza, tenía la plena confianza de los funcionarios y la gente de
Grandel.
 
«Creo que eso demuestra lo mucho que todos te respetan, padre».
 
«Para ser honesto, no me importa lo que piensen los demás mientras mi hija me quiera».
 
«¡yo te amo, padre!»
 
«Je je. ¿Escuchaste eso, Tet? Mi amada hija es una verdadera niña de papa. Asi que todavía
no puedes tenerla.”
 
Su burla hizo ruborizar las mejillas de Makina y Tet.
 
«P-padre!»
«¡Yo nunca! ¡Ni siquiera consideraría tal cosa!”
 
«Estoy bromeando por supuesto. Aunque si Makina lo desea, podría convertirte en nuestro
comandante de caballero.”
 
Tet mantuvo su espalda perfectamente recta y el rey colocó un brazo alrededor del hombro del niño y expresó sus grandes esperanzas para él. El rey vio a Tet como a su propio hijo.
 
“Su Majestad me salvo la vida, ¡así que mi vida le pertenece a Grandel sin importar cuál sea mi
título formal! ¡Lo juro por mi propio nombre y por el nombre de mi difunta madre!”
 
Tet dio un vistazo a su fuerte sentido de lealtad.
 
«Cuento con usted», dijo el rey Grandel con una palmada en el hombro de Tet. Además, la
mención de una «madre» le recordó por qué había venido aquí en primer lugar.
 
“Correcto. Makina, ¿puedes ir a llamar a tu madre? El rey y la reina deben saludar a
todos juntos en breve, pero ella se fue a refrescarse y aun no regresa. Lo que es extraño, ya
que ella nunca fue del tipo que pasa demasiado tiempo en esas cosas. En cualquier caso, si su
hija le dice que se apresure, estoy seguro de que estará aquí de inmediato «.
 
«Sí, por supuesto.»
 
«Entonces te acompañaré.»
 
Tet comenzó a seguir a Makina ya que era un deber del caballero proteger a la familia real,
pero el rey tenía un mensaje para él.
 
“No, el comandante de caballeros te estaba buscando, Tet. Aparentemente ha habido un
reporte de una figura sospechosa vista dentro del castillo. Ve a patrullar el castillo para
mantenernos a salvo.”
 
«¡Si su Majestad! ¡Inmediatamente!»
 
«Está bien, padre. Nos vemos más tarde.»
 
Makina y Tet se inclinaron ante el rey y regresaron al castillo con sus respectivas tareas en
mente.
 
—— Ninguno de los dos sospechamos que sería nuestra última conversación con el Rey
de Grandel.
 
Makina pasó por un pasillo que contenía un gran retrato del primer rey y su madre a lado, el rey parado galantemente sobre una colina, equipado con una armadura, un casco y dos
espadas. Caminaba desde el salón de fiestas hasta la habitación de sus padres.
 
«…?»
 
Pero algo se sentía fuera de lugar. Se estaba celebrando una fiesta de aniversario en la ciudad
y el castillo, pero este pasillo estaba anormalmente tranquilo. Ella no escuchó voces y no pasó
nadie por el camino.
 
Los caballeros que custodiaban a su madre. Las criadas la cuidaban. El rey siempre tenía a
alguien cerca para servirla.
 
Y sin embargo, las cosas estaban tan tranquilas como una tumba. La preocupación llenó su
pecho cuando se acercó a la habitación de sus padres.
 
«¿Madre?»
 
«… Nh … ah …»
 
«Eh?»
 
Escuchó un sonido proveniente de la habitación. Se escuchaba como una gota de agua
cayendo en una piscina. O como una gata en busca de un compañero a principios de
primavera.
La preocupación aceleró su pulso. Su respiración se hizo más profunda y sus pensamientos
giraron violentamente dentro de su mente.
Ella vaciló y se acercó de puntillas hacia la puerta que se encontraba medio abierta.
Y la princesa se asomó al dormitorio de sus padres.
 
“Ah ❤ Ahh ❤ cariño ❤ L-Lo siento ❤ Pero sí, sí! – se siente tan bien ❤ »
 
“… !?”
 
La parte inferior del cuerpo de su madre estaba desnuda y un hombre la sujetaba.
Su largo y liso cabello se extendía a su alrededor y las lágrimas llenaban sus ojos de zafiro
tanto como los de Makina, ya que ella tenía relaciones sexuales con alguien que no era el
padre de Makina.
 
«Nh ❤ Ah ❤ Sí, hay ❤ Nhhh ❤ Ah ❤ »
 
Las caderas bronceadas del hombre golpeaban sus carnosos muslos y su enorme culo
blanco. Sus genitales se frotaban juntos mientras empujaba sus caderas por detrás como si
fueran dos perros o gatos apareándose.
 
Un sonido de algo obscenamente mojado hizo eco en la habitación. Esa era la prueba de que
la polla dura como una roca del hombre estaba penetrando el coño mojado de la reina, pero
Makina no lo entendió.
 
«¡¿Qué?»
 
Ella no podía ver la parte superior del cuerpo o la cara del hombre porque llevaba una capucha
negra y una bata. Solo podía ver la expresión sexual de su propia madre. En realidad, la reina
tenía saliba que goteaba de la comisura de su boca mientras permitía que un hombre que no
fuera su marido se saliera con la suya.
 
«Ahh ❤ Puedo sentirte ❤ Sí ❤ Tan profundo ❤ Nunca lo había sentido tan profundo ❤
Ahhn ❤ Ahhh ❤ »
 
Ella habló en voz alta a pesar de la posibilidad de ser escuchada y apretó la sábana para
soportar el placer. Levantó su gran trasero para que el hombre lo agarrara y él empujó dentro
de su vagina con suficiente fuerza para que sus pechos maternos se sacudieran
salvajemente. Y con cada embestida, ella gritó de placer nuevamente.
 
«Qu-qué es esto?»
 
Makina pensó que su mente, sus pulmones y su corazón habían dejado de funcionar. El miedo
y la conmoción la mantuvieron congelada.
 
“Ah ❤ Me estoy corriendo ❤ Me estoy corriendo ❤ Cariño ❤ Estoy… ohh ❤ ¡Lo siento! Pero, ahhhh ❤ »
 
Finalmente, el hombre extraño empujó sus caderas aún más profundamente y tembló mientras se venía la madre de Makina, la reina de Grandel, arqueó la espalda, gritó a todo pulmón y luego se desplomó sobre la cama.
 
«M-madre?»
 
«…?»
 
«!»
 
El hombre de capucha negra se dio vuelta lentamente.
 
Había una cicatriz horizontal en su mejilla. Tan pronto como el la vio, salió corriendo como si se
burlara de las teorías físicas. Sus zapatos se cayeron, pero los dejó atrás. No miró hacia atrás
mientras enfocaba todo su ser en alejarse lo más lejos posible de esa habitación.
 
(¿Qué? ¡¿Qué está pasando?!)
 
Su mente en pánico estaba llena de preguntas interminables. ¿Quién era ese? ¿Por qué su
madre estaba haciendo eso? ¿Dónde estaban los caballeros y las criadas? Tenía que avisar a
su padre. ¿Pero cómo? ¿Qué se suponía que iba a decirle? De hecho, ¿había visto algo que
realmente había sido real?
 
«Tet!»
 
Ella habló el nombre de su amigo de la infancia. Ella quería verlo. Quería que él le diera esa
sonrisa habitual y le hablara con esa suave voz de siempre.
 
Sin aliento, regresó a la sala de fiestas para encontrar a su padre y a Tet, pero…
 
«Eh?»
 
No había nadie ahí. Ninguno de los sirvientes había estado allí con su madre tampoco, así que
temía que todos hubieran desaparecido aquí también.
Pero ese no fue el caso. La mayoría de los invitados estaban en el balcón mirando hacia el
cielo nocturno.
 
«¿Eso es algún tipo de espectáculo por el aniversario?»
 
«Espera, ¿es posible convocar un círculo mágico tan grande en el aire?»
 
«Impresionante. Entonces, ¿de qué unidad es él? ,Rey de Grandel?”
 
«Pensé que el líder de los magos era una mujer».
 
«Espere. No fui informado de esto. Y nunca antes había visto a ese hombre.”
 
La gente en el castillo y la gente en la ciudad del reino estaban mirando hacia el cielo nocturno
en ese momento. Observaban el círculo mágico gigante y al hombre de capucha negra que
flotaba allí.
 
Ese hombre era el mismo intruso que había estado follando a la madre de Makina en su
habitación un momento antes.
 
Lo que significaba que el círculo mágico no era un espectáculo. Era un ataque.
Makina corrió para dejar que su padre y la gente lo supieran.
 
«¡Padre!»
 
Pero antes de que ella pudiera alcanzarlos…
 
“Gel ————— ”
 
El hombre de capucha negra dijo algo, el círculo mágico brilló y el patrón dentro del círculo
apareció en la frente de todos los que lo vieron.
 
Luego los cuerpos de la gente del reino se transformaron en cristales de hielo desde los pies.
 
«¿¡Qué!?»
 
«¿¡Qué demonios !?»
 
«¡Mi cuerpo!»
 
«Ah, ahh!»
 
«¿¡Que está pasando!?»
 
«¡Ayúdame!»
 
Confusión, pánico, Miedo e ira. Las sonrisas y el ánimo de los que festejaban el aniversario se
transformaron instantáneamente en los gemidos de residentes del infierno.
 
Finalmente, sus cuerpos se habían transformado completamente en grandes cristales. Luego
esos cristales flotaron en el aire y se reunieron alrededor del misterioso hechicero de la
capucha negra.
 
«¡Padre! ¡Madre! ¡Todo el mundo!»
 
El rey estaba dormido atrapado en un cristal, también tenía a la reina. Y eso no fue todo. El
comandante de caballeros, la comandante de magos, los funcionarios, las criadas, los
cocineros, los jardineros, los nobles, los pobladores, los jóvenes, los ancianos, los hombres, las
mujeres, las mascotas e incluso el ganado se habían visto afectados. Toda la vida que existía
en el reino estaban atrapadas en cristales ante los ojos de Makina.
 
«¡Princesa!»
 
Y mientras lloraba y sus caderas casi cedían debajo de ella, escuchó la voz de su amigo de la
infancia por detrás.
 
«Tet!»
 
No fue todo. Tet parecía estar a salvo, por lo que quizás más habían sobrevivido.
Pero justo cuando comenzó a sentir algo de alivio…
 
«¡Princesa! ¡Necesitas escapar…!”
 
Algo perforó en la frente de Tet y en la parte inferior del estómago de la princesa. Los objetos
eran algo así como flechas, pero volaban con rapidez mágica.
 
Ella y Tet se derrumbaron en el balcón y casi se desmayaron. Se retorció en el suelo y se
agarró la parte baja del estómago, pero no solo por dolor. Ella también sintió un intenso y
caliente latido debajo de su estómago.
 
«Tet …»
 
«¡Princesa!»
 
Ella trató de extender una mano a su amigo de la infancia que se derrumbó a su lado. El
símbolo del círculo mágico que había transformado a las otras personas en cristales había
aparecido en la frente de Tet y en la parte baja de su estómago. Solo después de ver que ese
símbolo desaparecía de su piel, ella cedió al intenso dolor cerca de su matriz e hizo que sus
párpados se cerrarán.
 
A pesar de los 600 años de historia y tradición, el Reino de Grandel desapareció literalmente
de la noche a la mañana.
 
Salvo por una princesa y un caballero, todas sus personas se transformaron en cristales y
luego desaparecieron.


Nueva novela de genero NTR, pero no se preocupen, es un buen NTR y no mamadas :v

Leave a Reply