The Slutty Adventures of Magical Princess Makina Capítulo 1 "El comienzo"

—— Esta es la historia de cómo yo, una princesa pura, comencé a vivir una vida de sexualidad sin restricciones.
 
El viento de principios de verano corrió por el campo.
Se escuchaba el sonido de un choque de espadas. Esa fue la señal auditiva de una batalla
intensa en la que ambas partes arriesgaban sus vidas.
 
«¡Gruñido!»
 
Un feo duende invoco la fuerza que le quedaba para levantar su espada. Su cuerpo verde
estaba cubierto de sangre roja y sus piernas estaban inestables bajo de él.
 
Un indicio de compasión mezclado con la disposición a matar en los ojos negros del chico
aventurero que se le oponía: el espadachín Tet. Su capa negra y el cabello del chico
revoloteaban en el viento mientras su espada decapitaba al duende. Ese fue el último de los monstruos que habían encontrado.
 
No tenía sangre sobre él y su espada no se había astillado. El fuerte golpe ni siquiera le había dado al goblin el tiempo para un grito de muerte, por lo que demostró una habilidad sin igual para un adolescente.
 
Al mismo tiempo, él era un espadachín compasivo que no proporcionaba ningún sufrimiento innecesario.
 
Pero eso puede haber sido un defecto. Su estilo de lucha podía verse como «suave», lo que
creaba aberturas.
 
Uno de los goblins que Tet pensó que había derrotado había estado jugando al muerto en el suelo y apuntó con una ballesta a la espalda de Tet para vengar a su amigo decapitado.
Él podía matar al chico ahora. Él mismo estaba cerca de la muerte, pero podía llevarse al chico con él. La punta de la ballesta penetraría fácilmente la armadura ligera del aventurero.
Pero justo cuando el duende se preparaba para apretar el gatillo…
 
«Frozen Spear».
 
Una gruesa lanza de hielo atravesó su cuerpo verde.
 
«Grarrrgh!»
 
El cerrojo permaneció en la ballesta y fue el duende quien fue perforado por la espalda y no Tet.
 
«Muchas gracias. Me has salvado, princesa.”
 
Cuando Tet vio al monstruo muriendo atrás de él, se dio cuenta de la apertura que había
creado y quién lo había salvado.
 
«De nada.»
 
Era una chica con cabello rubio largo y ondulado, un sombrero triangular y un bastón
mágico. Makina se acercó a él.
 
Ella ya no llevaba un vestido. En cambio, llevaba una minifalda para facilitar el movimiento y sus muslos suaves y gruesos eran visibles debajo de ella.
«Mi deber es protegerte, princesa, pero sigues salvándome».
 
«Um, Tet?»
 
«¿Sí?»
 
«¿Cuántas veces te he dicho que dejes de llamarme ‘princesa’?»
 
«Oh … ¡Lo siento mucho!»
 
“Ya no somos una princesa y un caballero. Somos aventureros llamados Makina y Tet. Creo que deberíamos evitar decir cualquier cosa que atraiga una atención indebida”.
 
«¿Cómo puedo disculparme por mi descuido? Como caballero de Grandel, esta espada es mi mayor orgullo y un símbolo de mi alma, ¡¿así que la romperé como penitencia?!”
 
«¡Oh vamos! ¡No fue gran cosa!”
 
Tet era hábil, pero no era muy flexible y tenía problemas para prestar atención a lo que lo rodeaba. Pero él también era el único sirviente que le quedaba a Makina.
 
“Solo me importa que entiendas lo que estoy diciendo. Pero lo más importante, ¿estás
herido? Si es así, puedo usar algo de magia curativa para…”
 
«Estoy completamente bien, prin … M-Makina! No tienes que preocuparte por eso. ¡No me atrevería a molestarte con eso!”
 
Habían sido rodeados y atacados por cinco goblins, pero Tet realmente estaba ileso.
Incluso si Makina lo había estado apoyando, su fuerza era innegable y habían completado su búsqueda.
 
En ese mismo momento, una fuerte brisa sopló como para declarar la batalla.
 
Makina sostuvo su sombrero triangular para que no saliera volando y le sonrió a Tet.
Su cabello dorado reflejaba los rayos del sol, su falda ondulada volaba por el viento, ella
parecía dibujada en una pintura fantástica.
princesa pvta ilustracion 1.png
«Ella se ve como una diosa».
 
«Hm? ¿Dijiste algo, Tet?”
 
«N-no. De todos modos, eso completa nuestra búsqueda. Recuperemos las Piedras Goblin y regresemos a la posada.”
 
«Sí, tenemos que irnos mañana por la mañana».
 
Era educada y cortés con todos, incluso con un caballero común que trabajaba para ella.
Y mientras era brillante y amable, también era confiable en combate.
Puedes recorrer el gremio y nunca encontrar una mejor compañera para un aventurero o unamaestra más digna para un caballero.
 
Tet se sintió feliz al darse cuenta cuán bendecido era realmente.
 
“¡Esto se merece un banquete! ¡Creo que incluso pediré un poco de cerveza!”
 
«Oh, Tet. Sabes que no puedes tolerar el licor. Pero es verdad que este es un día para celebrar”.
 
«¡Eso lo resuelve!»
 
«Ji ji ji.»
 
Pero en ese momento, había una cosa que el joven espadachín llamado Tet no sabía. No tenía forma de saberlo.
 
La felicidad que sentía en estos tiempos tranquilos ya había sido destrozada.
 
—— Ya todo había terminado ese día cuando todo comenzó.
 
Los dos habían dejado su tierra natal de Grandel para trabajar como aventureros en el vecinoreino de Britannica.
 
El sol se estaba poniendo en la ciudad, ran la frontera de Britannica donde Makina y Tet se estaban quedando actualmente.
 
Todavía no era completamente de noche, pero la combinación posada y pub ya estaba llena de hombres ruidosos.
 
«Hola de nuevo, posadero».
 
«Estamos de vuelta un poco tarde».
 
Tet y Makina se acercaron al mostrador, saludaron al posadero y dejaron una bolsa de
cuero. Contenía el pago por una habitación y comida para la noche.
 
«¡Oh! Bienvenidos de nuevo ustedes dos. ¡Me alegra ver que están a salvo!”
 
El hombre de mediana edad levantó la vista de su periódico y expresó su alegría por su
regreso. Era un hombre gentil pero calvo.
 
«Veo que tuviste un día rentable. ¡¿Pero por qué no sería así cuando eres un genio
espadachín?!”
 
«No no. No digas eso. Las Piedras Goblin que encontramos en los monstruos resultaron ser grandes, por lo que el gremio pagó más de lo normal”.
 
“Sí, ¡pero nunca has fallado en una misión desde que apareciste en esta ciudad! Eso es
impresionante.»
 
«Nos aseguramos de no elegir nada demasiado difícil. Y la prin … Makina también ayuda
mucho.”
 
«¡No! ¡No soy nada especial!»
 
Sorprendida de ser adulada tan repentinamente, Makina se volvió innecesariamente modesta.
Pero el hecho era que Tet habría sido al menos herido en las batallas varias veces si no fuera por Makina. Y hoy no fue una excepción. Ella lo había salvado innumerables veces.
 
«Estoy muy celoso, Tet. ¿Quién no querría a una chica tan poderosa y linda en su grupo? ¡Y no nos olvidemos esos enormes melones! Si tuviera una camarera tan ardiente como Makina…”
 
“¡¿Cómo ?!”
 
Algo golpeó la parte superior de la cabeza calva del posadero.
Se frotó la cabeza y se dio la vuelta. El miedo en sus ojos era mayor que si hubiera encontrado un duende allí.
 
«Eso… eso duele, Amanda.»
 
La camarera de ojos almendrados emitía un aura de ira casi visible.
 
“¡Se suponía que te doliera, bastardo calvo! ¿Cuánto tiempo vas a mantenerlos allí? ¡Además estás molestando a Makina!”
 
El posadero parecía mucho más pequeño de lo normal cuando la veterana camarera lo
reprendió.
Todos los hombres sentados en las mesas se burlaron de lo ocurrido.
 
«¡Nadie puede hacer frente a Amanda!»
 
«Sí, pero el posadero tiene razón. Necesitamos más chicas ardientes por aquí.”
 
«¿Verdad que si? Hey, Makina! ¡Ven a beber con nosotros!”
 
“Si tan solo Makina realmente fuera una camarera. Las bebidas sabrían mucho mejor que con
Amanda ~”
 
«No seas estúpido. Tet te ha vencido en habilidades de espada y pulsos, ¡así que conoce tu
lugar!
 
«¡Maldita sea!»
 
Otra ronda de risas estalló en el pub.
 
Tet y Makina se habían quedado aquí durante algunas semanas, así que se llevaban bien con
el posadero, las camareras y los clientes habituales.
 
Pero ninguno de ellos sabía que esos dos eran los sobrevivientes de Grandel, el reino que
desapareció en una sola noche. Escondieron sus identidades como princesa y caballero
mientras viajaban como aventureros para encontrar a ese hechicero de túnica negra y salvar a
la gente de reino de Grandel.
 
Se habían detenido en esta ciudad para completar las misiones emitidas en el gremio y ganar suficiente dinero para continuar su viaje.
 
Pero mientras ahorraban, habían llegado a conocer a las camareras y clientes habituales del pub. Se sentían un poco culpables por ocultar sus identidades, pero el tiempo aquí había sido lo suficientemente agradable como para que se olvidaran de todo eso.
Sería triste despedirse de todos ellos mañana, pero eran viajeros. No podían quedarse en
ningún lugar por mucho tiempo.
 
En la mente de Tet, eso se debía a que tenían una misión que debían cumplir incluso si le
costaba la vida.
 
Le sonrió a Makina mientras reflexionaba sobre eso.
 
Pero en ese momento, Makina sintió algo completamente diferente.
 
(Ahh, puedo sentirlo «otra vez» hoy.)
 
Sus ojos se humedecieron ligeramente al sentir algo en todo su cuerpo.
 
Sintió una feroz emoción bestial que acechaba en el ambiente agradable del pub.
 
Había ojos puestos en su pelo rubio debajo del sombrero de bruja, había ojos puestos en su
pequeña cara, había ojos puestos en su suave piel y ojos en sus gruesos labios.
 
Ella estaba siendo observada.
 
Vio de reojo las miradas se arrastraron a lo largo de sus clavículas dejadas al descubierto por su traje y a través de sus senos inusualmente grandes que se movían un poco cada vez que
daba un paso.
 
Sus pechos eran simplemente demasiado grandes para contenerse en su ropa, por lo que la parte superior de sus senos formaba un escote visible y era imposible no darse cuenta de
todas las miradas de los hombres que se reunían allí.
 
Su cintura delgada, las líneas de sus caderas, su falda con volantes y los muslos visibles entre
su minifalda y sus calcetines hasta la rodilla no fueron la excepción.
Su cuerpo entero desprendía un fuerte atractivo sexual y había sentido los ojos lujuriosos en ella todo el tiempo que había permanecido en esta ciudad.
 
No intentaron ocultar cómo la miraban ya que debido a ello podían ver claramente la vergüenza y la excitación que eso le producía a Makina. Y sobre todo, ella se inclinaría
despreocupadamente para darles una mejor vista de su escote o sacarles el trasero para
deleitarse con la cantidad de ojos que se concentran en ella.
 
El único ignorante de esta interacción entre los ojos lujuriosos y las posturas coquetas fue Tet sentado a su lado mientras charlaba alegremente con esos mismos clientes habituales.
Incluso cuando caío la noche y comenzaba su fiesta de despedida, Makina no pudo evitar
sostener una mano en secreto contra la parte inferior de su estómago.
 
—— (PENSAMIENTO) Poco después, me encontré incapaz de luchar contra mi propio deseo y lo traicioné.
 
Un débil sonido sexual podía escucharse en una habitación iluminada por la luna.
 
«Ah, nh».
 
Respiraciones húmedas y ardientes escaparon de una boca entreabierta.
 
Ella había comenzado a hacer esto aproximadamente medio año antes, cuando Grandel
desapareció en una sola noche.
Antes de eso, nunca se había complacido a sí misma ni siquiera frotó sus dedos contra esa carne sexual.
 
«Ah, sí…»
 
Pero eso había cambiado.
 
En una habitación barata para aventureros, el borracho Tet estaba dormido en la otra cama.
Makina usaba una bata delgada, parecida a un vestido, pero la parte de la falda estaba
levantada. Su vagina estaba fluyendo con suficientes jugos de amor para crear una mancha en sus bragas rosas claras y también en la sábana.
 
Movió su mano derecha por su propia voluntad para agitar su carne y crear un sonido húmedo y lascivo.
 
«Kh, ahh».
 
Todo fue por culpa de ese brujo.
 
Ese hombre que había robado la vida de sus padres y de los funcionarios del reino, la gente
común, e incluso el ganado.
 
También había dejado una maldición con forma de tatuaje en la parte baja del estómago de
esa princesa pura. Estaba justo debajo de su ombligo, colocándolo justo sobre su vientre.
Gracias a eso, el calor se elevaba dentro de ella cada noche. Su pulso se aceleraba y su
respiración se volvía pesada.
 
«Ahn, sí».
 
Pero ella no se detuvo, separó sus labios y profundizó más. Cada movimiento de sus dedos
trajo un recuerdo vívido a la mente.
 
—Lo único en lo que podía pensar era en esas dos personas que se apareaban como animales
en la habitación de sus padres.
Recordó a ese hombre de túnica negra que llevaba a su madre en la misma cama que
usualmente compartía con su esposo.
 
Recordó que la parte inferior del cuerpo bronceada embestía contra la piel blanca como la joya
de la reina.
 
Recordó esa expresión y voz sexual que nunca antes había visto o imaginado en la relación
con su madre.
 
Pero sobre todo, ella fantaseaba que era ella en el lugar de su madre en esa escena.
 
«Ah ah.»
 
Ella no pudo parar.
 
Recordó la forma pegajosa en que el posadero la miraba y recordaba la energía sexual salvaje
que podía sentir de los clientes habituales cuando habían estado bebiendo.
 
¿Y si finalmente se movían más allá de usar sus ojos para jugar con ella? ¿Y si físicamente
alcanzaban su cuerpo? ¿Y si todos se atrevían a tocarla allí mismo en el pub?
 
Imaginar esa escena trajo una oleada de placer aún más intensa desde lo más profundo de
ella. Ella se dejó llevar por la sensación de clímax.
 
«Ahhhh!»
 
Sintió como si algo se estuviera friendo en su cerebro o como si la luz parpadeara en su mente
cuando sus caderas saltaron de la cama y se convulsionaron antes de que todo su cuerpo se
aflojara.
 
«Panth, panth.» (Sonido al darle golpecitos a su vagina húmeda)
 
La delgada bata se sintió un poco más pesada debido al sudor, la baba y los jugos sexuales
que había absorbido. Se sentía como si hubiera agotado aún más su resistencia que cuando
luchó contra esos monstruos.
 
—— Pero aún no era suficiente.
 
No importaba cuán profundamente empujaba sus dedos y no importaba cuánto los moviera,
nunca la satisfacía del todo. Quería un placer más profundo e intenso.
Se sentía avergonzada de ese sentirse así, pero no podía negar que sus insaciables deseos no
se estaban cumpliendo.
 
«Nn».
 
Escuchó un gemido silencioso, así que miró a Tet en la otra cama.
 
Ese niño mostró su lealtad y afecto sin pedir nada a cambio mientras trabajaba para rescatar a
la gente de Grandel y restaurar el reino.
 
Ella había considerado hacerlo con él una infinidad de veces, pero ella misma había rechazado
la idea la misma cantidad de veces.
No porque ella lo conociera desde que eran pequeños.
Y no porque seguirían siendo compañeros en este viaje.
 
Tampoco fue algo tan trivial como querer quedarse con él para siempre.
 
Fue por el bien de Tet. Tenía que seguir siendo la Makina Grandel a la que Tet había jurado
lealtad. Sintió la necesidad de permanecer tan pura y amorosa como su maestra ideal. Ante
sus ojos, al menos.
 
Si ella le preguntaba por eso, estaba segura de que él se preocuparía por aquello, pero
finalmente apagaría el ardiente deseo dentro de ella.
 
Pero entonces su relación se desmoronaría. Transformaría a la maestra ejemplar de Tet en
una puta que sedujo a sus caballeros para su propio placer carnal. Ella no podía obligar a Tet
a servir a alguien así y no podría soportar hacerle eso.
 
«Tet».
 
Se paró junto a su cama y le acarició el pelo negro a la luz de la luna.
 
(Mi caballero. Mi último sirviente restante.)
 
Ella no podía perder su dignidad como princesa. No cuando él estaba mirando, de todos
modos.
 
Así que ella iría a otra parte por esta noche.
 
Lejos de él, ella podría ser una mera aventurera. Ella podría ser una hechicera que tenía
experiencia en todas las formas del mundo incluso a su corta edad.
Por ahora, ella no podía ser más que Makina.
Salió de la habitación en nada más que su delgada bata transparente.
Mientras todos dormían, Makina bajó de puntillas por las escaleras hasta el primer piso de la
posada.
 
Pero su corazón latía tan fuerte en su pecho. Y sentía una opresión cada vez que respiraba.
La culpa y el miedo compitieron por el ser el ganador contra la abrumadora ola de
excitación. No tenía idea de con qué expresión se encontraría en un espejo.
La parte racional de su mente le dijo que no debería estar haciendo esto, pero el calor
incontrolable en la parte baja de su estómago mantuvo sus pies en movimiento.
 
«¡S-si no veo a nadie, me dirigiré de regreso a mi habitación!»
 
Ella susurró un suspiro para sí misma.
Si no encontraba a nadie, podría regresar y dormir hasta la mañana. Eso sería lo mejor.
(¿Pero y si encuentro a alguien?)
 
Estaba sola por la noche, apenas vestida y los efectos de la maldición hacían que a su córnea
le fuera imposible perder algún detalle a la vista. ¿Un hombre realmente la pasaría por
alto? ¿Realmente la dejaría ir?
 
«¿Quién esta ahí?»
 
«!»
 
Sus hombros saltaron.
Y ella sintió la expectativa dentro de su calor corporal.
Ella se volvió vacilante hacia la voz.
Encontró al posadero de mediana edad, calvo, bebiendo whisky solo en una mesa.
 
“¡Oh, si no es más que Makina! ¿Qué te trae por aquí tan de noche?”
 
«Yo, um, bueno, yo estaba tomando un poco de agua!»
 
«Estabas? Es una noche calurosa. ¡Oh, siéntate, siéntate! ¡Te traeré un poco de agua!”
 
«N-no! YO…!»
 
Ella no pudo rechazar su amabilidad, por lo que terminó sentada frente al asiento que él había
estado usando.
 
Pronto regresó con un vaso de agua y se sentó frente a ella.
 
«Hace mucho calor, ¿verdad? Estoy sudando solo sentado aquí bebiendo.”
 
«¿Siempre bebes solo por la noche?»
 
«No, no normalmente. Prefiero vender las cosas. Pero hoy le dije a un cliente habitual que no
se preocupara por su cuenta y Amanda realmente me dejó todo a cargo. Además tiene un
marido y un hijo, por lo que siempre se va muy temprano. Te hace preguntar quién es el
verdadero jefe por aquí verdad?”.
 
«E-eso no puede ser divertido».
 
«Pero en realidad estoy bebiendo para luchar contra la soledad».
 
«¿Soledad?»
 
«Tú y Tet se irán de la ciudad mañana, ¿verdad? No has estado aquí tanto tiempo, pero
siempre pagaste la totalidad y eres agradable. No podría pedir mejores clientes. Así que me
siento un poco sentimental. Y el alcohol es la mejor medicina en momentos como este”.
 
«Ya veo. Todos ustedes me trataron bien también! Realmente disfruté mi tiempo aquí y aprendí mucho!”
 
«Eres una buena chica, Makina».
 
La sonrisa inocente del posadero se hizo ver en su cara también.
Ella y Tet habían llegado a la posada hacía unas semanas. Lo habían utilizado como base de
operaciones mientras cumplían misiones de gremio y ahorraban dinero para su viaje.
 
Y ahora que tenían equipo nuevo y algunos ahorros, se estaban preparando para irse.
 
Pero siempre fue triste dejar a las personas que los habían ayudado. Tet no podía manejar el
licor en absoluto, pero todavía había querido beber con los clientes habituales como una
despedida adecuada.
 
«¿Quieres un trago también, Makina?»
 
«Eh?»
 
«¡Solo un poco! ¿Qué tal una taza para tu última noche aquí?”
 
«P-pero …»
 
“Piensa en esto como despedida para este solitario hombre. Y tienes tu agua como contraparte también, ¡así que solo una bebida antes de acostarte!”
 
Tet o Amanda siempre habían expulsado a cualquier hombre que la presionara para que
bebiera, pero ninguno de los dos estaba aquí ahora.
 
Y era cierto que era un día especial. Se marchaba a la mañana siguiente, por lo que se sintió
grosero rechazar la oferta.
 
«Entonces, ¿qué te parece? Invita la casa por supuesto.”
 
Su bata dejaba más de su escote expuesto que su ropa normal y el resto de sus senos se
mostraron a través del fino material. Y ella era muy consciente de que él había estado
merodeando lujuriosamente en su pecho durante toda la conversación.
Su estómago inferior no podía soportar esperar un momento más.
 
«Entonces tendré s-solo un trago».
 
Ella vacilante aceptó el vaso de whisky.
 
Se aseguró de mirar al posadero con el rabillo del ojo mientras inclinaba el vaso hacia atrás.
Y ella se lo tragó como si aceptara todos los sentimientos dentro de ella.
 
«Uf. Ahh … »
 
«¿Estás bien, Makina?»
 
El vaso estaba medio lleno. Había bebido lo suficiente como para silenciar la voz en su cabeza
diciendo que esto era una mala idea, pero se había detenido antes de que la afectara mucho
más que eso.
 
Sin embargo, el calor en la parte inferior de su estómago aumentó justo más abajo de donde
llego el alcohol. Cuando miró su reflejo en el líquido ámbar, vio una cara fundida de deseo y
ojos húmedos de lujuria. La piel visible en el reflejo estaba ligeramente enrojecida.
 
«No me di cuenta de que tenías tantos problemas con el alcohol. Lo siento, no tienes que beber más”.
 
«Bueno…»
 
Intentó levantarse, pero sus piernas estaban demasiado débiles.
 
«¡EH cuidado, Makina!»
 
El posadero extendió la mano y envolvió un brazo alrededor de sus caderas.
La atrajo hacia el para evitar que se cayera.
 
«Nn … gracias … tú …»
 
“…!”
 
Levantó la cabeza para darle las gracias y lo encontró mirándola directamente desde arriba.
Su bata casi se había caído hasta sus pechos, que mantenían su forma como si estuvieran
desafiando la gravedad. Por otra parte, las puntas rosadas se apoyaron contra la tela
transparente, dejando claro que no eran difíciles de excitar.
 
El posadero mantuvo su brazo alrededor de sus caderas y había una evidente lujuria animal en
sus ojos.
 
«¿Quieres que te lleve arriba?»
 
«Eh? S-si si ¡Por supuesto!»
 
Ella se separó por un segundo, pero una vez que se dio cuenta de lo que realmente
significaba la pregunta, ella estuvo de acuerdo.
Él la levantó como a una princesa.
 
«Ah ❤ »
 
Y subió las escaleras hasta el segundo piso.
 
Los últimos rastros de su mente y sentido racional sonaron las campanas de advertencia,
diciéndole que una princesa no debería estar haciendo esto.
Esta fue su primera vez siendo cargada como princesa. No!, Tet la había llevado así hace
muchos años.
 
—— ¿No soy pesada, Tet?
 
—— ¡ En absoluto, princesa! Eres muy ligera!
 
Cuando era niña, se había torcido el tobillo jugando en el jardín y Tet la había llevado a la
enfermería. Era un recuerdo precioso.
 
Sin embargo ahora…
 
«Ah- no estoy pesada?»
 
«No te preocupes. En realidad eres sorprendentemente ligera, Makina.»
 
Ahora estaba siendo llevada por alguien a quien nunca habría conocido como princesa.
Pero su arrepentimiento y abnegación ya se estaban desvaneciendo.
La mano izquierda del posadero sostenía sus piernas y su brazo derecho sostenía su
torso. Y…
 
«Hh, nn ❤ »
 
Ella sintió una excitación indescriptible por la forma en que él colocó su mano derecha sobre su pecho.
Él la estaba tanteando. Apenas tocándola. Pero su cuerpo se sacudió mientras él caminaba y
eso hizo que el presionara repetidamente su gran teta en su mano derecha abierta.
 
«…»
 
«Ah, ah ❤ »
 
Ambos sabían muy bien que estaba sucediendo, pero ninguno de los dos dijo nada.
Si ella lo criticaba por eso, sabía que él simplemente se disculparía y afirmaría que fue un
accidente.
Así que ella no lo mencionó. Esa era su excusa de todos modos. Necesitaba alguna forma de
decirse que no era porque disfrutaba los latidos en la parte inferior de su estómago cada vez
que su pecho era tocado por su gran mano.
 
Pronto llegaron al segundo piso.
 
Pero en lugar de la habitación de Tet y Makina, abrió la habitación de la esquina adyacente
justo al lado.
 
«Lo siento, es un poco desordenado».
 
Esa era aparentemente la habitación del posadero.
 
Había pilas desordenadas de libros de cuentas y otros libros antiguos alrededor de la
habitación. La ropa sucia y la basura también se esparcían por todas partes y el olor a mediana
edad de sudor y tabaco emanaba por todo el lugar.
Era algo más que «un poco» desordenado y no había cama, así que la dejó sobre una manta en
el suelo.
Él podría haberla llevado a su habitación, pero obviamente estaba interesado en otra cosa.
Incluso si sus piernas estaban un poco débiles, Makina podría haberse levantado y haber
caminado a la siguiente habitación. E incluso sin su persona de confianza, fácilmente podría
derrotar a un hombre de mediana edad con su magia.
 
—— Pero eso no fue lo que hizo. No era lo que quería hacer.
 
«¿Estás cómoda allí, Makina?»
 
Ahora que ella estaba en la «cama», él caminó de regreso y cerró la puerta con llave.
Sabiendo lo que eso significaba, su maldición sexual comenzó a brillar. Pero la luz y la
maldición solo eran visibles para Makina.
 
“…! Ah ❤ »
 
Esa maldición en la parte inferior de su estómago se parecía a un tatuaje obsceno y diseñado
para parecerse a una matriz. Emitió una luz hechizante de color rosa y púrpura, mientras una
poderosa pulsación recorrió su vientre, su vagina y todo su cuerpo.
Ella quería tocarse a sí misma. Ella quería meter sus dedos dentro de su vagina en ese
instante. Quería masturbarse como si no hubiera mañana.
 
«Oh, te ves caliente. Vamos a refrescarte, ¿de acuerdo?”
 
El posadero no podía ver la maldición sexual o su luz, pero era imposible pasar por alto la
excitación. Se agachó sobre ella.
 
«Ah ❤ »
 
Agarró la falda de su bata y la levantó. La sacó lentamente como si estuviera pelando una fruta.
Pero entonces la delgada bata se dio cuenta de algo y casi se detuvo.
Los pezones en la punta de sus senos estaban erectos con tanta firmeza que la delgada tela
de la bata se atoro, así que él lo levantó más y más hacia arriba.
 
El posadero siguió tirando y finalmente las dos frutas se liberaron.
 
«O-ohh!»
 
«Hyah ❤ »
 
Gritó de alegría cuando sus tetas regresaron a su posición normal.
Las montañas gemelas tenían una masa y un volumen tan abrumador que solo las miró un
rato.
 
“¡Estas son las tetas de Makina! Ya eran lo suficientemente impresionantes con la ropa puesta,
¡pero esto es algo completamente distinto!”
 
Se mantuvieron erguidos y mantuvieron su forma incluso mientras ella yacía de espaldas.
Los picos rosados le parecieron completamente artísticos.
 
«Makina! Makina! ¡He querido hacer esto desde que te vi por primera vez!”
 
«¡Kyah!»
 
Él ya había olvidado su excusa acerca de enfriarla.
Esas armas gemelas eran suficientes para destruir la mente racional de un hombre de un solo
golpe, por lo que finalmente se permitió ser fiel a sus deseos.
 
«Ahhhn, glurp!»
 
Él agarro bruscamente su pecho izquierdo y chupó el derecho.
Con el pequeño pezón rosado en su boca, comenzó a disfrutar de su rigidez con la lengua.
 
«Ah ❤ Nkhhh ❤ »
 
Todo fue un gran shock para su cerebro lleno de lujuria.
La caricia en sus pechos fue suficiente para que sus caderas se elevaran un poco mientras que
las sacudidas de placer corrían por su espina dorsal.
 
«¡Mierda! ¡Son tan suaves!”
 
«Ah ❤ Sí ❤ Mis tetas ❤ Nnnn ❤ »
 
A tientas del pecho izquierdo recorrió con la palma de la mano a lo largo de ella, agarrándola,
pellizcándola y apretándola entre sus dedos.
Con cada nueva acción, sus piernas y caderas se retorcían en el suelo.
Pero eso no fue todo el alcance de la caricia.
 
Chupó el derecho como un bebé mientras usaba su lengua de forma bastante salvaje. Ese
contraste provocó más gemidos.
 
«Ahhn ❤ Sí, nh ❤ »
 
Cualquier duda que pudiera haber tenido fue arrasada por el placer cuando él le mordió
ligeramente el pezón.
 
«¡Panth, Panth! ¡Makina!”
 
Oh bien el había tenido suficiente de sus pechos y no podía esperar un momento más asi que
se había quitado toda la ropa rapidamente.
 
La luz de la luna desde la ventana iluminaba su cuerpo desnudo.
 
(E-este es un hombre que no es Tet.)
 
Ella accidentalmente había visto desnudo a Tet desde que compartían una habitación y el era
un caballero y aventurero que estaba en forma y emitía un encanto confiable y masculino.
Pero este cuerpo de mediana edad era muy diferente.
 
Ese cuerpo fue el resultado de una vida más perezosa y estaba a punto de darle acceso a su
cuerpo aún intacto.
 
Eso sonaba pecaminoso, pero también increíblemente caliente.
 
Las frutas prohibidas eran todas las más dulces.
 
«Vamos, Makina. Desnúdate también. Yo ya lo hice, así que es justo, ¿no?”
 
Esa lógica podría haberla desconcertado normalmente, pero ahora tenía todo el sentido del
mundo para ella.
Estoy a punto de tener sexo.
Se quitó su última línea de defensa: las bragas que ya estaban empapadas.
Pero más que solo sus bragas estaban mojadas. La caricia del posadero había despertado su
cuerpo lo suficiente como para que el sudor empapara su piel, su bata y la manta debajo de
ella.
 
(Yo, la princesa Makina Grandel, estoy a punto de perder mi virginidad en una habitación sucia
con un posadero apestoso que apenas conozco).
 
Ella abrió las piernas de par en par. Ella dejó que un extraño fuera el primero en ver su coñito
empapado.
 
Los labios intactos permanecian fuertemente cerrados, por lo que el los extendió con los
dedos. Una verdadera cascada de jugos de amor fluyeron y la carne rosada se contrajo como
tratando de absorber algo.
 
(Ahh, lo he hecho. He cruzado la línea. No hay vuelta atrás. Lo siento, Tet.)
 
Ella tragó saliva. En ese momento, la princesa se convirtió simplemente en una mujer.
 
“Pídelo, Makina. Pídeme que te de placer”.
 
Ella no podía encontrar ninguna razón para negarse.
Corazones seductores aparecieron en sus ojos y gotas de sudor se formaron en su frente
cuando ella le suplicó con la expresión de una mujer cachonda.
 
«P-por favor ❤ Nunca he experimentado a un hombre antes ❤ Pero mi cuerpo lo desea ❤Así que lléname de placer ❤ Hasta la parte más profunda de mi cuerpo ❤❤ »
 
Hablar esas palabras fue como una ceremonia que la transformó de una princesa pura a un ser
sexual.
Y el posadero aceptó sus sentimientos.
 
Agarró su muslo regordete y sudorosos con una mano, buscó su propia entrepierna con la otra
mano y levantó la erección para que la viera.
 
«Eh?»
 
Ella jadeó y sintió que la habían despertado de un sueño.
 
—— era grande Demasiado grande
 
Se dio cuenta de que nunca antes había visto bien un pene. Por supuesto que no lo había
hecho.
 
Sin embargo, de alguna manera podía decir que el posadero no era normal.
La polla que estaba a punto de entrar en ella era dura como una roca con las venas
sobresalientes. Y su forma brutal, grosor y longitud no podían compararse con un simple lápiz o salchicha.
 
«Je je je je. A las chicas del burdel les gusta mucho. Aunque no me dejan elegir a ninguna de
las chicas menos experimentadas que no pueden manejarlo”.
 
«Eh? ¡Espera!»
 
Sus órganos sexuales se tocaban con un sonido pegajoso mientras los rosados labios de la
princesa impregnaban de líquidos a ese brutal pene.
La polla bastante usada tocó un suave agujero rosado nunca usado. El líquido pre seminal y el
olor masculino del hombre de mediana edad se mezclaron con los jugos de amor de la
princesa adolescente.
 
«¡No te preocupes! ¡Te llenaré de placer tal como lo pediste!
 
«¡Espere! ¡Dame un segundo para…!”
 
Apretó su vara contra ella y mantuvo sus caderas en su lugar. No había escapatoria. Iba a
penetrarla.
Y cuando sintió algo de presión en sus caderas, lo aceptó dentro de ella.
 
«¡Ahhhhh!»
 
El pene de un extraño entró en la carne vaginal que nunca había estado en contacto con nadie
más.
 
Sus carnes sexuales se frotaron y amaron entre sí mientras los jugos de la princesa se
mesclaban con el líquido pre seminal de él.
 
“Ahhhhhhhhhh ❤❤❤❤❤ ”
 
El primer empuje y se sentía como si hubiera expulsado todo el aire de sus pulmones.
Cuando empujó más adentro, rompió su himen, mojando su vagina y el pene con sangre roja.
 
«Hgh ❤ Espera ❤ No te muevas… todavía ❤ »
 
Había dolor. Pero el placer de la maldición sexual era mucho mayor. Esta sensación inicial la
confundió.
 
“¡Es como un sueño hecho realidad! ¡Acabo de tomar tu virginidad, Makina! Así que asumiré la
responsabilidad… ¡y te daré mucho placer!”
 
En poco tiempo, la saco casi por completo, lo que para Makina parecía que le iba a sacar todos
sus órganos.
Pero eso fue una ilusión creada por el roce de la cabeza del enorme pene contra su carne
vaginal.
 
En este punto, sus pensamientos y la mayoría de sus sentidos ya no funcionaban
correctamente.
Todos sus sentidos estaban enfocados en la parte baja de su estómago. Su vagina y matriz
podrían haber sido todo su cuerpo. Podía sentirse a sí misma apretando fuertemente alrededor
del pene.
Debería haber dolido, pero todos sus sentidos se reunieron en la maldición sexual antes de ser
liberados de nuevo en su cuerpo como placer.
 
«Mierda, Makina Ahh !! ¡Nunca me he follado un coño tan apretado!”
 
«Ahh ❤ Ahh ❤ Hhhn ❤ »
 
La embistió tan fuerte que se le olvidó de cómo hablar.
Solo podía devorar con avidez el placer que le daba y gritar como un animal. Una virgen como
ella no sabía fingirlo. Esos fueron sus verdaderos gemidos.
Con cada empuje, su rostro se derritió aún más, la baba goteaba de la comisura de su boca y
gimió eróticamente. Eso era todo lo que podía hacer.
Nadie que la viera ahora habría sospechado que era una princesa.
 
Pero sabía a ciencia cierta que nunca había estado más feliz que en este momento.
 
“Ah ❤ Ah ❤ Nh ❤ Hh ❤ Nh ❤ Ahh ❤ ”
 
Empujan rítmicamente sus caderas juntas.
 
Sus grandes tetas rebotaban cada vez. Como ondulaciones en la superficie del agua. Como un
signo del increíble placer que fluye a través de su cuerpo con cada empuje.
El posadero disfrutó viendo esa danza de tetas ordenada pero seductora.
Y se inclinó hacia delante mientras mantenía sus caderas moviéndose en la posición del
misionero.
Él le masajeó los senos temblorosos mientras empujaba su polla dentro y fuera de ella.
 
«Hhhhhhn ❤ Eso es demasiado bueno ❤❤ »
 
Cuando le lamió los pezones, su vagina virgen se apretó aún más fuerte como si quisiera
arrancarle el pene.
Su carne interna estaba ahora apretada contra cada contorno de su vara. Como si ella quisiera
que él sintiera la forma exacta de su vagina.
 
«Ahhh! Dios, tienes un coño caliente! ¡Simplemente no me dejará ir! Te gusta mucho mi polla,
¿eh?”
 
Eso pareció complacerla porque sus caderas comenzaron a moverse aún más bruscamente.
Él lamió sus pezones, sus axilas, todos sus pechos, e incluso en el escote sudoroso y el
espacio debajo de ellos.
Casi como si la estuviera marcando con su saliva, le lamió la parte posterior del muslo, la parte
posterior de la rodilla, la pantorrilla gordita y entre los dedos de los pies.
 
«Ahh! Eres tan sabrosa, Makina ❤ ¡Hueles y sabes tan bien! ¡Realmente debería recoger tu
sudor y usarlo en un cóctel!”
 
«Ahhh ❤ Nhhh ❤ Hwahhh ❤❤❤”
 
Incluso su extraño fetiche sexual solo provocaba más gemidos de ella.
Cualquier disgusto o miedo que pudiera haber sentido fue ahogado por el placer.
 
«¿Te gusta? ¿¡Se siente bien, Makina !?”
 
“Sí ❤ Muy bien ❤❤ Se siente tan bien ❤❤ Ahh ❤❤ Ahn ❤❤ Más ❤❤❤ ¡Dame más placer, ¿ ¡hhhhn !? ❤❤❤❤❤ ”
 
Él puso sus brazos debajo de sus axilas para acercarla aún más mientras follaban. Con placer
llenando sus rostros, se miraron a los ojos como amantes.
 
Su pecho se presionó contra sus enormes tetas, aplastando su suave grasa plana.
Sus pezones se frotaban mientras se movían.
 
Sus caderas parecían encajar perfectamente entre sus piernas.
Y luego la princesa se dobló naturalmente y envolvió sus piernas alrededor de las caderas del
posadero mientras él continuaba empujando. Ahora no podía escapar aunque quisiera.
No tenía ninguna experiencia sexual pasada, pero quería más del placer que el enorme pene le
estaba dando. Y sus instintos le dijeron que evitara que el macho escapara antes de que él
liberara su semilla. Ella deseaba su semen a un nivel primitivo, no racional.
 
«Oye, Makina, saca la lengua. ¡Vamos a besarnos! Al igual que estos ❤” dijo mientras miraba
hacia abajo hacia sus carnes entrelazadas.
 
Los brazos que se extendían bajo las axilas de Makina sostenían su cabeza en su lugar. Eso le
impedía apartar la mirada de él.
Pero ella nunca había pensado en decir que no. Estaba tan cerca que ella podía sentir su
apestoso aliento en su rostro mientras ella sacaba su lengua rosada de su boca pequeña.
 
«Ahh ❤❤ »
 
El reaccionó como un pez yendo por su comida.
Su suave lengua rosada entró en su boca.
 
“Nbhhh ❤ Nh, sorber! ❤ Ahhn ❤ Beso ❤ Pwah ❤ »
 
Intercambiaron saliva. Su lengua entró en su boca y la lamió por todo el lugar. Ella deseaba en
exceso su lengua gruesa y su cálida saliva.
Y mientras el posadero besaba a una chica mucho más joven que él, su pene se hinchó dentro
de ella y aceleró su empuje.
Su lengua pequeña, dulce y suave era excelente. Su jugo salivar era más sabroso y más
intoxicante que cualquier bebida.
Ambos disfrutaban mientras el pasaba la punta de su lengua a lo largo de sus dientes puros y
blancos como si comprobara su forma.
 
“Nh ❤ Sorber ❤ Lamer ❤ ”
 
La combinación de su tamaño y empuje intenso habría sido mucho para que incluso una
trabajadora sexual lo manejara, pero Makina lo experimentó con mucho placer. Tenía los ojos
entrecerrados, pero aún lo miraba a los ojos. Sus ojos de zafiro estaban tan húmedos como su
vagina, pero eran lágrimas de placer.
 
En lugar de solo enganchar sus piernas alrededor de sus caderas, ella también envolvió sus
brazos alrededor de él y le acarició la cabeza.
Él respondió peinando su mano a través de su cabello rubio, lamiendo su boca y cara, y
susurrando palabras amorosas en sus oídos: «Estemos juntos por siempre», «Me aseguraré de
que seas feliz» y «Te amo».
 
«Ahh, estoy acabando! ¡Me estoy viniendo, Makina!”
 
«Ahh ❤❤ Ahhhn ❤❤ Hwah ❤❤ Yo también lo estoy ❤❤ Me estoy corriendo ❤❤❤❤ »
 
Ella aceptó su lengua y su polla mientras se frotaban los cuerpos usando sudor como
loción. Sólo entonces se dio cuenta de que había sido su primer beso.
Sus cuerpos no podrían haber estado más juntos, así que ella sintió que venía con bastante
fuerza.
Podía decir que su pene se estaba preparando para eyacular y sus bolas palpitaban cuando se
pusieron a trabajar.
 
Ella también sintió un sentimiento completamente nuevo presionando desde lo más profundo
de su propio cuerpo.
 
Después de eso, ella ni siquiera podía pensar.
 
No podía recordar el rostro de su padre, la voz de su madre, el aspecto de la gente de su reino,
ni siquiera el rostro de Tet.
 
El hombre de mediana edad frente a ella era todo en este momento. Él bien podría haber sido
todo su universo.
 
«Ah, me estoy corriendo, me voy corriendo!»
 
«Ahhhhhn ❤ Hnyaaaaaah ❤ ¡Estoy …!»
 
Él empujó lo más profundo posible y luego liberó todo su deseo dentro de ella.
 
“… Me vengooooooooooooo! ❤❤❤❤❤❤ ”
 
La eyaculación pareció durar tanto una eternidad como un instante, y el calor que le derritió la
matriz casi hizo que sus ojos giraran hacia atrás en su cabeza.
Después de que empujó unas cuantas veces más para bombear hasta la última gota, pasaron
un rato recuperando el aliento mientras aún estaban enlazados.
 
«fhu..,fhu.., fuh..❤ Ah ❤ Hh ❤ »
 
«Maldita sea eso fue bueno, Makina. Ninguna de las chicas de la casa de putas ni siquiera se
acerca.”
 
Una vez que habían recuperado el aliento, él saco su pene de ella.
 
Una mezcla pegajosa de sangre, jugos de amor y semen se derramó y cayó sobre la manta.
Pero ella no lo limpió ni siquiera consideró el riesgo de embarazo. Sus pensamientos aún no
se habían recuperado lo suficiente.
Simplemente disfrutaba del sentimiento flotante y la felicidad absoluta que nunca antes había
experimentado.
 
Antes de que la llevaran a esta habitación, estaba muy preocupada por lo que la sociedad
pensaría de ella, su deber como princesa y la culpa por traicionar a Tet.
 
Pero ahora que lo había experimentado, era una cosa absolutamente maravillosa.
 
—— En ese día, aprendí que incluso las alegrías de la deliciosa comida, la hermosa ropa y
la cálida cama palidece en comparación con los placeres que brinda el sexo.
 
Pero al mismo tiempo, ella se enojó porque esto le había sido escondido solo porque era una
princesa.
 
¿Cómo fue eso justo?
 
¿Por qué nadie le había dicho que el sexo se sentía tan bien?
 
Los de noble nacimiento no debían permitirse casualmente actos sexuales. Aunque en la
práctica eso solo parecía aplicarse a las mujeres.
Estaban destinados a casarse con una sola persona, tener relaciones con esa persona varias
veces para dejar atrás a un heredero, y eso sería todo. Como princesa, eso probablemente
habría sido el alcance de su vida sexual.
Pero eso había cambiado.
 
Ella había aprendido y experimentado algo que nunca tendría como princesa.
 
«Gracias… muchas gracias ❤ »
 
Puede haber estado lejos de ser la primera vez ideal y lejos de ser la primera pareja ideal, pero
sonrió ante este nuevo descubrimiento que seguramente cambiará su vida para mejor.
También estaba segura de que esto calmaría el latido de la maldición sexual por un
tiempo. Ella no tenía pruebas de ello, pero de alguna manera lo sabía.
 
«Je je. Nada de gracias. … Ahora, ¿qué hay de la segunda ronda?”
 
«Eh?»
La princesa inocente dudaba de sus oídos. Especialmente cuando ya se sentía tan satisfecha.
Él había corrido mucho, pero ¿realmente iba a hacerlo un poco más? ¿Fue el sexo realmente
algo que podría tener múltiples «rondas»?
Pero la circunferencia y la longitud del pene mantenidas le dijeron todo lo que ella necesitaba
saber.
Ella había subestimado la lujuria de un hombre de mediana edad. Pero la vista de esa erección
hizo que la maldición sexual palpitara una vez más.
 
«¿Puedes hacerlo de nuevo?»
 
“¡He querido hacer esto desde que te conocí! Y te vas mañana, así que no me detendré dos o
tres veces. ¡Te follaré hasta el amanecer!”
 
«¿¡Hasta el amanecer!? Pero realmente necesito dormir un poco”.
 
La idea la excitaba, pero tampoco estaba segura de sí era una buena idea.
Para ganar tiempo para pensar, ella trató de ponerse de pie, pero sus piernas todavía estaban
débiles por delante.
 
Se arrastró hasta la pared para apoyarse en ella mientras se levantaba, pero se dio cuenta
demasiado tarde de que su posición de gatear colocaba su coño justo frente a la cara del
posadero. Y estaba goteando con nuevos jugos de amor.
 
«¡Parece que estás lista para la segunda ronda también!»
 
«Ahh!»
 
Él agarró su trasero, envolvió sus gruesos brazos alrededor de su cintura, y tiró de ella hacia
atrás.
De vuelta hacia su pene que la penetró por detrás esta vez.
 
“Ahhhhhhhhhhh ❤❤❤❤❤ ”
 
El calor y la presión empujaron un fuerte grito de su garganta. Y luego comenzó a empujar sus
caderas.
 
Sus caderas golpeaban contra su gran trasero en forma de melocotón. Podía sentir la forma y
la longitud de su pene con mayor claridad cuando él la empujaba dentro y fuera de ella por
detrás.
Con su fuerza masculina sosteniendo sus caderas en su lugar, ella solo podía sentarse allí y
aceptar sus embestidas.
 
«¡Oh, dios sí, Makina! Tu coño es increíble! »
 
«Oh, ❤ Ahh ❤ Ngh ❤ Ghhhh ❤ »
 
Ya estaba llorando como un animal. Sus gemidos fueron aún más intensos que la última vez.
Ser tomada por detrás le recordaba lo que había visto hacer a su madre, lo que la despertó aún
más.
 
«Nhah ❤ Nhhh ❤ Ahhh ❤ Así asiiii ❤ Más profundo ❤ Más profundo ❤❤ Sí ❤ Siiiiiiiiiiiii ❤ »
 
El semen de antes se unió a sus jugos de amor como lubricante, por lo que un sonido
obscenamente pegajoso hizo eco a través de la habitación.
 
Ella escuchó eso mientras enterraba su cara en su vieja manta. Un poderoso olor masculino
llenó sus fosas nasales.
 
Como era su segunda vez, estaba un poco menos abrumada que la primera vez y podía
concentrarse en los sonidos y los olores más. Cada uno de sus sentidos contribuyó a su
excitación.
 
«Makina, tu espalda es tan hermosa».
 
«Hwahh ❤ »
 
Él lamió su espalda sudorosa, que era tan blanca como un campo nevado.
Y mientras pasaba su lengua a lo largo de ella, él olfateó su largo cabello rubio, lamió detrás de
su oreja y le mordió ligeramente el lóbulo de la oreja.
 
«Hh ❤ Mi oreja ❤ Mi orejaaaaammm ❤ »
 
El cosquilleo se transformó en un cosquilleo de placer y ella no pudo cerrar la boca porque
gemía tanto.
La baba goteaba de su boca abierta sobre la manta. Cuando miró hacia la pequeña piscina que
se formaba allí, también vio cuánto se meneaban sus grandes pechos de un lado a otro.
Cada vez que sus caderas golpeaban su trasero, una onda corría a través de su trasero y esos
dos melones temblaban. Y como ahora estaba en cuatro patas, la gravedad hizo que sus tetas
se vieran aún más grandes que la última vez.
 
«Ahh, maldita sea! ¡No puedo creer que una adolescente tenga tetas como estas!”
 
Alcanzó sus manos alrededor y comenzó a palpar sus pechos. Sus gruesos dedos se
hundieron en su suave carne.
 
Disfrutó de esos melones jóvenes pero completamente crecidos moldeando su forma en sus
manos.
Luego le pellizcó los pezones.
 
«Hhhhh ❤ Mis pezones ❤ »
 
Mostró a esos pezones dolorosamente erectos con mucho amor.
Y cada vez que la golpeaba por detrás, las puntas de sus pezones se frotaban contra la manta
áspera.
 
El posadero debió haber querido disfrutarlos aún más porque él pasó su brazo derecho debajo
de sus pechos y su brazo izquierdo sobre ellos por sus clavículas.
Luego juntó los brazos para apretar sus tetas.
Sus pechos bien formados se empujaron lo suficiente como para parecerse a berenjenas o
calabazas.
 
«Ahh, estoy corriéndome, estoy corriéndome otra vez!»
 
«Hhhhhh ❤ Ahhhhhhhhh ❤❤ »
 
Él presionó su espalda y aceleró mientras se preparaba para liberar su semilla.
Toda su carne vaginal funcionó para complacerlo, su cuello uterino se abrió y su útero esperó
el semen del pene extra grueso de mediana edad.
 
Después de que ella lo sintió embistiendo profundamente como si apuntara a su objetivo, broto una intensa lujuria como magma.
 
“…! ¡Ohhh! ”
«Ahhhh ~~~ ❤❤❤❤❤ »
 
Ella podría haber jurado que podía sentir la sangre fluyendo a través de las venas que
sobresalían de la enorme vara, el semen saliendo y cada esperma individual nadando a través
de ella.
 
Una vez que el sexo animal terminó, el posadero… no le quitó el pene.
Lo mantuvo dentro de ella como para taparla y evitar que incluso una gota se escape.
Ella se había relajado después de que él se corrió dentro de ella, pero él le sostuvo la parte
inferior del estómago y la levantó sobre sus pies al aire.
 
«Ah? Eh?”
 
Ella no estaba segura de lo que estaba sucediendo mientras se levantaba y la seguía
penetrando.
La dirigió contra la pared frente a ella para apoyarse y su frente se golpeó ligeramente contra
ella.
 
«Mira, Makina. ¿Lo ves?»
 
«Hm?»
 
Con la cara, el pecho y las manos contra la pared, solo debería haber visto el color marrón de
la pared.
 
«Ah»
Pero ella encontró un pequeño agujero en la pared.
Y ese agujero daba una vista de la habitación adyacente, la que ella alquilaba y la que Tet
estaba durmiendo en la cama.
 
«Tet».
 
Ella silenciosamente llamó su nombre.
 
Pero en ese momento exacto, él empujó hasta las bolas dentro de ella una vez más.
 
«Ahee ❤ »
 
Empezó a follarla por detrás otra vez. Todos los jugos de amor y semen actuaron como
lubricante para un pistón aún más suave que antes.
Incluso después de acabar dos veces, su lujuria no mostraba señales de desvanecerse.
«He estado observando desde ese agujero todo este tiempo. Sé cuántos cambios de ropa y
ropa interior tienes. ¡Y sé que te das placer en la noche después de que Tet haya estado
bebiendo!
 
«Oh ❤ Ahe ❤ Hahh ❤ Nhhhh ❤ Ahhhh ❤ »
 
Ella ni siquiera estaba escuchando su confesión perturbadora.
Ella simplemente estaba mirando fijamente la cara dormida de Tet mientras tomaba la polla de
otro hombre por detrás.
Si ella lo llamaba, él se despertaría. Y él detendría al posadero.
 
Derrotaría al posadero, le diría palabras amables y continuaría sirviéndola fielmente.
 
—— En ese momento, me dieron la oportunidad de regresar. Una oportunidad para cambiar de opinión.
La opción estaba ahí.
princesa pvta ilustracion 2.png
«Uf. Mis caderas se están cansando «.
 
«Eh? Ah?”
 
De repente, el posadero detuvo su salvaje empuje y le sacó la polla.
La presión se desvaneció y el goteo de su entrepierna goteaba mientras mantenía las
manos en la pared.
Se sintió como una gran pérdida.
 
«¿Porque te detuviste?»
 
«¿Oh? ¿Querías más?”
 
“…!”
 
Había una sonrisa astuta en sus labios. Esto fue una trampa. Un truco del posadero.
En lugar de simplemente servirse a merced con su cuerpo, él se lo había dado hasta que ella
se acostumbró y luego se lo quito de golpe.
 
Si ella quisiera más de esto, tendría que pedirlo activamente. Tenía que hacer una elección
activa en lugar de una pasiva.
 
«Por favor…»
 
«¿Sí?»
Ella se rindió. Sabía que era un truco, pero aun así se dio por vencida.
 
—— No podría elegir detenerme allí.
 
«Por favor, no lo saques ❤ Lo quiero ❤ Lo necesito ❤ Dame mucho, mucho, mucho más sexo conmigo ❤❤ Por favor ❤❤❤ »
 
Ella agarró su propio trasero y extendió sus labios vaginales para separar esa rosada carne.
Ella mostró un coño empapado con leche y jugos de coño y meneo su gran trasero de lado a
lado para seducirlo.
 
Los jugos sexuales mezclados goteaban de su coño y su baba colgaba de su boca
parcialmente abierta con su lengua rosada sobresaliendo. Baba goteaba de su lengua mientras
le suplicaba por lo único que quería en ese momento: el sexo. En lugar de una puta adicta al
placer, tenía el aspecto de una perra en celo.
 
«¡Bueno si insistes!»
 
Él empujó en ella y comenzó la tercera ronda de sexo.
 
«Ah ❤ Ahh ❤ Siiiiiii ❤❤❤ Ahhhhh ❤ Esto es lo que quería ❤❤❤❤❤ »
 
Su delgado cuerpo blanco desprendía sudor y feromonas femeninas mientras estaba atrapada
entre la pared delgada y el hombre de mediana edad.
 
“¡Me siento un poco mal al hacerle esto a tu novio Tet! Pero, ¡¿cómo podría no follar a una
chica tan jodidamente buena cuando esta se está ofreciendo?! ¡Ahhhh, Makina! ¡Makina,
Makina!”
 
“Nhhhh ❤❤ Hyaaaaahn ❤❤❤❤ ”
 
Tet no era su novio. El niño al que podía ver durmiendo a través de la mirilla no era su amante,
su familia, su compañero o su camarada. Su vínculo no era tan ordinario como eso.
Estaban atados por un vínculo sin nombre más fuerte que eso.
Ella se preocupaba por él más que nadie en el mundo!.
 
Entonces, ¿tenía que seguir siendo la princesa ideal para quedarse con él?
 
“Makina, ten mis bebés! ¡Ampliaré la posada, así tendrás todo lo que puedas desear! ¡Así que
te llenaré de mi semilla y te derribaré! ¡Makinaaaaa! ”
 
“Nhaaaaaaaaaaaaaaaaahh ❤❤❤❤❤❤ ”
 
No, ella no se vino.
Sus piernas y caderas temblaron y su cuerpo se sintió como un títere viviente controlado por el
posadero. Los jugos de amor fluían de su vagina, ella se sentía como un juguete sexual al que
le había dado la vida solo para ser follada.
 
Ella no era una princesa en este momento. Por esta noche, ella podría ser un simple agujero
para un hombre para meter su pene adentro. Y se sentía tan malditamente bien.
 
«Soy…!»
 
La luz púrpura de la maldición sexual en su parte inferior del estómago brillaba aún más y la
mayor ola de orgasmos de la noche la inundó.
 
«Estoy acabando! Me estoy corriendo, me estoy corriendo! ¡Ohhhhhhhh! »
 
“Ahhhhhhhhhh ❤❤❤❤❤❤❤ ”
 
Toda la leche que se liberaba dentro de ella blanqueaba su matriz, su mente y su visión.
Por alguna razón, recordó cuando Tet le había prometido servirle mientras viviera.
Se desmayó, pero cuando volvió en si, ella y el posadero comenzaron otra ronda y continuaron
follando hasta que la luz del sol ilumino el cielo.
 


 
Cuando Tet se despertó, era hora de partir.
 
Salió de la cama y el dolor de cabeza le dijo que todo lo que había bebido la noche anterior era el culpable.
Había bebido demasiado desde su última noche con los amigos que había hecho en el pub de la posada.
Su maestra, la princesa a quien adoraba y sirvió como un caballero de Grandel, ya se estaba poniendo el sombrero de bruja.
 
«Buenos días, Tet.»
 
«¡Princesa! Buenos días… ¡no! ¡Lo siento muchísimo! ¿Cómo podría un caballero como yo quedarse dormido? »
 
Palideció y se disculpó, pero a Makina no pareció importarle.
 
“¿Cuántas veces tengo que decirte que no me llames ‘princesa’? ¿Y no es un poco de… la intemperancia una de las ventajas de ser un aventurero?»
Makina sonrió maliciosamente, lo que llenó de respeto y reflexión a Tet.
Ella era tan amorosa y se acercaría a cualquiera por igual. Siempre le impresionó la forma en que ella encarnaba perfectamente los valores transmitidos a lo largo de la larga historia de Grandel.
 
«Princesa.»
 
«Otra vez…»
 
«Princesa. Juro que salvaré a Grandel ya toda su gente de ese odioso hechicero.”
 
Él se arrodilló y le dirigió una mirada seria antes de inclinarse.
 
En un acto de máximo respeto y lealtad, juró nuevamente que restauraría su reino.
“Nuestro viaje acaba de comenzar. Así que quería informarles que mi lealtad no flaqueará incluso cuando nos disfracemos de aventureros «.
 
Hasta ahora, había perdido el enfoque y simplemente disfrutaba ser un viajero.
Pero no fue por eso que estaban aquí. Este fue un viaje peligroso destinado a salvar su reino y derrotar a un gran mal.
No importa cuánto comenzaron a actuar como aventureros y sin importar qué tan cerca se
hayan acercado a los demás, solo había una persona a la que le iba a lanzar la espada y a la que le dedicaría todo su ser. No podía perder de vista eso.
 
«Tet …»
 
Para responder apropiadamente, ella puso una expresión seria por su cuenta y sostuvo su palma derecha hacia su cabeza.
 
«Mi caballero, Tet Chrom. Para que tu lealtad recompense el alma de nuestro reino, te ordeno en nombre de Makina Grandel que ejerzas tu noble espada a mi servicio. … Continuemos nuestro viaje juntos, Tet ”.
 
«¡Como desees!»
 
Ella se sintió relajada gracias al ambiente justo al final.
Tet se inclinó una vez más y luego se levantó con una sonrisa refrescante en su rostro.
 
«Volveré enseguida después de lavarme la cara, Makina. Estaré preparado para partir en poco tiempo”.
 
«¡Por supuesto!»
 
Adoraba por completo al chico que veía salir de la habitación.
Era el mejor sirviente y el mejor amigo de la infancia.
Ella podría buscar en todo el mundo y nunca encontrar un caballero tan noble y ambicioso como él.
 
«…»
 
Entonces, ¿por qué se sentía tan culpable cuando él estaba con ella?
 
«Kh!»
 
Apretó los dientes y contuvo el aliento mientras reprimía la sensación.
Ahora no era el momento para eso. Y cuando recordó su comportamiento la noche anterior, casi se sintió como si fueran los actos de una persona completamente diferente.
Una vez que derrotaron a ese hechicero repugnante para salvar su reino, ¿se rompería esa maldición sexual? Y si lo fuera, ¿ya no sentiría la necesidad de actuar así?
 
Solo había una forma de averiguarlo.
 
Si ella debía seguir siendo la mejor maestra posible para Tet, tendría que mantener ese lado de sí misma dentro.
 
Decidió sellar el lado de ella que había subido a la superficie la noche anterior.
Ella nunca podría revelar a esa lujuriosa y caliente Makina. Al menos no a Tet.
«*sniff, ¿realmente te vas? Te extrañaré.»
 
«Gracias por todo, Amanda».
 
Frente a la combinación de posada y pub, Tet y Makina se despidieron de las personas que habían conocido en las últimas semanas.
 
Los otros huéspedes y clientes habituales de la posada se habían reunido en la calle antes del trabajo para despedirse.
 
«¡Cuida bien de Makina, Tet!»
 
«Maldita sea, ¿realmente tuviste que lucirte así anoche?»
 
«No creo que él realmente quisiera presumir».
 
«De cualquier manera, estoy celoso como una mierda!»
 
«¡Lo que hay que decir en momentos como este es ‘parece que te divertiste anoche’!»
 
«Ga ha ha! De todos modos, diviértanse, pero intente hacerlo un poco más tranquilos la
próxima vez «.
 
«Hm? Claro, si tu lo dices.»
 
Un signo de interrogación se cernía sobre la cabeza de Tet cuando los hombres lo rodeaban.
Podía decir que no querían decir adiós y estaban tratando de ser alegres cuando lo
despidieron, pero se sentía como si estuvieran haciendo referencia a algo sin decirlo y sin mencionar lo que era.
Pero no tenía idea de lo que podía ser, por lo que simplemente aceptó sus palabras y
cortésmente les dio las gracias a todos uno por uno.
 
Mientras tanto, Makina se despidió del hombre al que había «conocido» mucho mejor la noche anterior.
 
«Está bien, Makina. Asegúrate de quedarte en mi casa si vuelves a estar en la ciudad”.
 
«Lo pensare. Sé que puedo esperar una cálida bienvenida, después de todo”.
 
Estrechó la mano del posadero mientras trabajaba para mantener el mismo tono y expresión que cuando se despidió de los demás.
 
Ahora que era de día, trató de actuar como si nada hubiera sucedido y no estaban más cerca el uno del otro que antes.
 
«Makina».
 
Pero el posadero reforzó su agarre en su mano y le susurró al oído para que los demás no pudieran escuchar.
 
«Me aseguraré de que tengas un momento muy agradable otra vez».
 
“…!”
 
Esas palabras trajeron una punzada de miedo, una punzada de culpa y un latido en su vientre.
La maldición sexual reaccionó un poco, aunque normalmente no estaba activa a esta hora del día.
 
«Dudo que alguna vez regrese a esta ciudad».
 
Entrego esas palabras de despedida con una sonrisa.
Y eso terminó su conversación.
 
Makina tomó la mano de Tet y emprendieron un nuevo viaje.
 
Después de dejar la posada y la ciudad, los dos caminaron por un camino que atravesaba un campo.
 
En su búsqueda del hechicero oscuro que había destruido su reino, se dirigían a la capital real de Britannica. Había más personas y fuentes de información allí que en cualquier otro lugar, por lo que era perfecto cuando buscaba a alguien.
Pero había un largo camino allí y estaban seguros de encontrar innumerables obstáculos en el camino.
 
“…!”
 
Un obstáculo apareció ante ellos ahora como para mostrar cuán traicionero sería el viaje.
 
«¿¡Es lo que creo que es!?»
 
Pequeñas figuras verdes corrían por el campo.
 
Tenían armas y sus ojos rojos brillaban cuando se acercaban a los dos aventureros.
“¿Una turba de duendes? ¿¡Esto es por los de ayer !?
 
Tet sacó su espada y tomó la posición de vanguardia mientras Makina levantaba su bastón.
Los goblins eran monstruos con una estructura social muy parecida a los humanos, así que llorarían a sus amigos muertos y odiarían a los humanos que lo habían hecho.
Estos deben haber conocido a los que Makina y Tet habían derrotado el día anterior. Se
acercaron con plena intención de venganza.
 
«10 … 15 … no, 20!»
 
Incluso Tet sintió un sudor frío.
Podía manejar 5 o 6 sin sudar, pero si 20 atacaban a la vez, no estaba seguro de poder
escapar ileso.
 
Incluso con la espada de Tet y el talento mágico de Makina, esto era simplemente demasiado.
 
«Frozen Explosion!»
 
Pero luego varias lanzas de hielo volaron desde detrás de Tet.
 
«Gwoh!»
 
«Gahh !?»
 
«¡Grargh!»
 
Uno tras otro, los goblins murieron después de ser atravesados por lanzas de hielo.
Luego, los fragmentos de hielo cubrieron el campo como la nieve y la batalla terminó con los cadáveres de los trasgos y la sangre manchando esa blancura.
 
«¿¡Qué fue eso!?»
 
Tet se volteó en shock.
 
«Um, eh !? YO…!»
 
Pero los ojos de Makina también estaban muy abiertos por el shock.
Crear pilares de hielo tan gruesos y en números tan grandes requería una habilidad increíble, pero todavía tenía relativamente poca experiencia.
 
Y, de hecho, nunca antes había logrado usar una magia tan difícil.
¿Por qué podría usar esta nueva magia de repente? Sólo una opción vino a la mente.
¿Qué había cambiado desde ayer? ¿Qué había hecho ella diferente? ¿Qué había
experimentado ella por primera vez?
 
“…!”
 
Pero ella rechazó la idea por absurda. Si eso era cierto, tenía algunas implicaciones horribles.
«Um, uh! ¡T-Tet! ”
 
«¡Qué espléndida magia, princesa!»
 
«Eh?»
 
«¿Cuándo aprendiste una magia tan poderosa? Oh espera. Um, si has estado entrenando
tanto, ¡necesito redoblar mis esfuerzos! »
 
Parecía estar haciendo todo lo posible por tratarla como una pareja igual, pero no pudo evitar la admiración y la emoción de su voz mientras la elogiaba por su «entrenamiento».
 
«Eh? S-sí … hice algún entrenamiento especial. Eso fue lo que hice.»
 
Usar la magia poderosa requería talento, pero la investigación y el trabajo duro eran aún másimportantes.
Así que, naturalmente, Tet asumió que esta magia era el resultado del continuo trabajo duro de su maestra.
 
Cualquiera asumiría lo mismo. Ni siquiera considerarían otra respuesta.
 
Solamente Makina sabía la verdad. Pero, ¿cómo iba a aceptar que este rápido aumento dehabilidad y poder mágico probablemente había sido causado por hacer eso? Se agarró el estómago y palideció mientras lo consideraba.


Disculparan si hay partes de diálogos separadas, el traductor me paso los capítulos por pdf y al copiarlos a word se puso asi. :»v

Leave a Reply