24 Giorni senza Lussi Prólogo "6 de septiembre"

 
22:58 AM
 
 
Haa…Suspiró
 
 
Aún falta una hora antes de que lleguemos a Japón, bueno este es un buen momento para ponerlos al corriente de la situación.
 
 
Mmm…
 
 
¿Por dónde comienzo?…
 
 
Bien, lo más prudente sería empezar hablando de mí y del Abuelo…
 
 
La realidad es que soy Gabriel Desimone, soy el único nieto del Don de la familia Desimone, ¿curioso no?
 
 
Lo más probable es que siquiera conozcas la existencia de dicho apellido, después de todo hay millones de ellos en el mundo ¿Verdad? No es nada sorprendente.
 
 
Pero si te dijera que posiblemente solo 20 personas en todo el mundo saben que existo ¿Que pensarías? Claro, puedes pensar que no soy muy sociable y que nadie además de mis familiares nota mi presencia.
 
 
Pero desgraciadamente eso no es así, no tengo registro familiar, ni ninguna clase de documento de identidad, técnicamente no existo, bueno tampoco hace falta que el mundo note mi existencia.
 
 
Bien, para ser franco ser el nieto de una de las cabezas de la mafia italiana no es la gran cosa tampoco…
 
 
Cambiemos un poco el tema, hablemos del abuelo, como dije antes mi abuelo es el jefe de una de las familias Principales de la mafia italiana obviamente no diré de qué organización ya que es sentido común.
 
 
Ahora volviendo al tema, hace aproximadamente dos días el abuelo me dijo que me enviaría a una escuela en Japón, lo cual se me pareció sumamente extraño, en mis 16 años de vida jamás he ido a la escuela.
 
 
¿Porque se preguntan? Pues…
 
 
No hay recompensa en ello, además no me sirve de nada en el mundo en donde vivo, claro que no me quejo, pienso que es mejor así, además ser el único nieto y heredero de una familia mafiosa con tanto prestigio y poder no es nada sencillo.
 
 
Para ser franco lo que me pareció extraño fue que el abuelo me enviara lejos, él siempre me mantuvo cerca, protegiéndome de una manera ridículamente sobreprotectora.
 
 
De todas maneras, no me importó en lo absoluto, después de todo el Don tiene demasiados enemigos y yo no tengo voz, no puedo ir en contra del abuelo.
 
 
En fin, como mencionaba, jamás fui a la escuela. De hecho, creo que jamás salí de casa, que por cierto es una mansión custodiada las 24 horas, los 7 días de la semana, los 365 días del año.
 
 
No es que no saliera exactamente ya que los seis kilómetros de tierra que rodeaban la mansión eran propiedad de Abuelo.
 
 
Había un gran lago en esos terrenos, recuerdo que cuando padre aún vivía íbamos a pescar junto al abuelo, fueron buenos tiempos, hasta que Padre fue asesinado.
 
 
De algún modo yo ya estaba preparado para ello lo asimile de una forma muy sencilla, si estás en el negocio tu esperanza de vida declina considerablemente, por lo que no me sorprendió mucho, obviamente estaba triste, ¿Qué clase de ser humano sería si no lo estuviese?
 
 
Por otro lado, la noticia impactó mucho abuelo, recuerdo que esa noche estaba lloviendo, yo estaba en mi cuarto estudiando.
 
 
Tras la trágica muerte de Padre el abuelo desapareció por 3 meses, creo que mato al culpable de igual forma no me atreví a preguntarle porqué es que se ausentó tanto.
 
 
Cómo había dicho el abuelo me dijo que iría a estudiar a Japón, no me negué en lo absoluto, es más siquiera pregunté por qué.
 
 
Aunque nunca me importó experimentar la vida de un estudiante de secundaria tampoco es como si jamás hubiese estudiado.
 
 
Tengo profesores privados que viven en la mansión, Además de ello se hablar otros lenguajes, aunque actualmente domino el italiano, japonés, inglés, mandarín, ruso y español, aunque a este último aún lo estoy aprendiendo.
 
 
Aunque para mí, según mis profesores hablar seis lenguas a mi edad era algo sorprendente, también mi capacidad para evaluar situaciones y formular una solución era Inhumanamente Rápida, aunque creo que solo son exageraciones.
 
 
De todas formas, sabía porque el abuelo me envió lejos ya que lo último que dijo antes de sacarme de la mansión fue “Haz lo mejor que puedas” entendí esa frase.
 
 
Al abuelo no le importa en lo absoluto una vida escolar para mí, él me ha estado entrenando en desesperación para que sea el próximo líder de la familia Desimone, ya que soy su único nieto y su único hijo estaba muerto, el legado estaba en peligro.
 
 
Abuelo tiene 64 años, aún tiene bastante vida por delante así que no entiendo porque la prisa, pero bueno no tengo de otra más que aceptarlo.
 
 
De igual modo el verdadero objetivo de abuelo era que ganara experiencia saliendo al mundo real, tal vez piensas que en una institución educativa no puedo mejorar si es que me dedicaré al “negocio” y aún menos en uno de los países más pacíficos del mundo como lo es Japón, aún así es un reto el cual suena bastante divertido.
 
 
Pero, yo note que esa no era la única razón para enviarme lejos, 12 horas antes de mi charla con el abuelo se habían reunido las principales ramas de la familia en una reunión urgente.
 
 
Me pareció bastante extraño ya que a la reunión además de los jefes de las ramas y el abuelo como cabeza de la familia asistieron…
 
 
El Consigliere el cual es el consejero de la familia y mano derecha del abuelo.
 
 
El Cassetto el cual es el contador principal del Clan.
 
 
Y el Avvocato el cual tiene como función encargarse de los problemas o asuntos legales dentro de la familia.
 
 
Siendo está la situación pensé que era posible que la Familia Desimone este por entrar en conflicto con otra familia de la organización o peor aún, con el Clan de otra organización mafiosa.
 
 
Después de esto posiblemente el abuelo haya querido matar dos pájaros de un tiro y enviarme lejos del conflicto. Bueno así lo pienso y sinceramente no me importa.
 
 
Bien, ahora que están al corriente de las cosas el Jet privado estaba llegando al aeropuerto, miraba por la ventana aún sentado.
 
 
Que maravillosa noche… Mientras pensaba en eso voltee la mirada hacia mi acompañante femenina.
 
 
Hmm… De todos modos, el viaje fue un poco aburrido si no fuera por Juliet creo que habría dormido todo el vuelo.
 
 
Por cierto, Juliet es hija de una de las sirvientas de la mansión y también es una buena amiga mía por no decir que es la única.
 
 
Por lo general no me llevo muy bien con mis primos o familiares de mi abuelo, así que no tengo demasiados “Amigos”.
 
 
Volviendo a Juliet ella es un año menor que yo, aunque en estos momentos tenemos la misma edad; igual a mí, ella jamás había salido de los terrenos de la mansión.
 
 
Por lo general no hacía falta ya que las familias de sirvientes habían servido al Clan Desimone por generaciones.
 
 
Además, todos ellos tenían un buen trato, al servir a la familia todos sus gastos de vida estaban asegurados tenían una parcela de tierra y vivían a gusto.
 
 
A cambio obviamente no podían dejar la familia ya que los secretos de la misma se irían a la tumba junto con ellos, pero de hecho no era tan malo, por esa misma razón Juliet tampoco tenía la necesidad de salir de las tierras del abuelo.
 
 
Por supuesto ella junto con los hijos e hijas de los sirvientes tenían un amplio conocimiento académico pagado con profesores privados al igual que yo, aunque creo que el mío es un poco superior…
 
 
Mientras el Jet descendía miraba a Juliet de forma disimulada, Juliet estaba sentada enfrente de mí, lo único que nos separa era una pequeña mesa.
 
 
Ella estaba viendo por la ventana con una cara un poco entusiasmada podía distinguirse una sonrisa de su rostro.
 
 
Ahora que la veo detalladamente…
 
 
Juliet era bastante hermosa y demasiado tímida. Su apariencia era tierna, su cabello era de color amarillo claro, aunque este le llegará hasta los hombros casi siempre llevaba un broche de plata con forma de cruz colocado…
 
 
Sus ojos eran celestes aguamarina, su piel era pálida; bueno venimos de Europa así que eso es un poco más que obvio.
 
 
Era un poco baja, media 1,59 además para su edad, tenía un cuerpo bastante bien desarrollado.
 
 
Con respecto a sus senos no eran ni muy grandes ni muy pequeños tenían un tamaño aceptable, sus piernas eran Largas y delgadas.
 
 
Cómo ella sería una futura sirvienta de la familia era bastante ágil y flexible tenía un cuerpo atlético, bueno también hay un entrenamiento para sirvientes, pero no hablemos de ello.
 
 
Hmm, creo que ella noto mi mirada…
 
 
Tras esto Juliet preguntó hablando en italiano, su voz era gentil y un poco tímida.
 
 
— ¿Ehh?… a-ah… ¿P-pasa algo Señor Gabriel? —
 
 
Tras terminar su pregunta volví a mirar la ventana y con una cara desinteresada respondí con una voz indiferente y fría.
 
 
— No, no es nada…
 
 
— Y-Ya veo…
 
 
Luego de terminar nuestro breve cambio de palabras Juliet miró hacia abajo y pronunció esas palabras, parecía desanimada.
 
 
Permanecimos en silencio durante el resto del descenso.
 
 
Mmm…
 
 
El abuelo dijo que trajera a Juliet, seguramente lo mencionó para que ella haga las tareas del hogar.
 
 
Aunque quise negarme, no podía desobedecer o negar lo dictado por el abuelo…
 
 
Mientras el avión aterrizaba en la pista mire por un momento la empuñadura de mi espada.
 
 
No lo mencioné antes, pero la verdad se cómo usar la espada, suena extraño pero no pude evitarlo.
 
 
Después de todo es un regalo de Madre…
 
 
Mmmm… recuerdo como padre me contaba historias extrañas sobre caballeros templarios y el Vaticano.
 
 
Bueno es obvio que investigué sobre las cruzadas del siglo XV, pero bueno siguen siendo eso, “Historias” …
 
 
Dejando de lado la espada, el jet por fin había aterrizado, después había sido colocado en un hangar.
 
 
Luego de un minuto el capitán había salido de la cabina y abrió el avión.
 
 
Aún sentado 3 “Numerales” que me habían acompañado en el viaje se habían colocado en la puerta y uno se colocó al costado de mi asiento.
 
 
Los tres de la puerta estaban empuñando rifles y el que se encontraba a mi lado portaba una Escopeta.
 
 
Los “Numerale” eran sicarios de élite con órdenes directas del abuelo. Estos eran perfectos asesinos.
 
 
Vaya…
 
 
Creo que me he acostumbrado a las armas.
 
 
Bueno cuando paseo por los alrededores de la mansión siempre hay cuatro o cinco personas armadas custodiándome…
 
 
De repente dos hombres subieron al jet después.
 
Fueron desarmados y revisados por los Numerales y caminaron hacia mí siento, ambos parecían japoneses de 30 o más.
 
 
Hmm, ambos se inclinaron haciendo una reverencia.
 
 
— Buenas noches Desimone-sama, espero que su viaje haya sido placentero.
 
 
Luego de decir eso volvió a alzar la cabeza y me miró fijamente.
 
 
Aunque habló en italiano, ¿le agrego el “sama”? y me llamó por mi apellido, no es que me sorprenda, pero sí es inesperado.
 
 
Odio hacer esto, pero… como próximo Don de la familia Desimone tengo que infligir respeto hacia mí y mostrarme intimidante.
 
 
De repente me paré y dije con una cara inexpresiva.
 
 
— Gracias, bien vámonos…
 
 
— Entonces por favor sígame Desimone-sama.
 
 
Tras terminar su frase se dio vuelta y comenzó a camina. Yo tomé la espada de madre y lo seguí.
 
 
Al bajar del jet instantáneamente los cuatro Numerale se pusieron en formación para protegerme dos en cada flanco y uno adelante y atrás.
 
 
Salimos del hangar… había tres autos de color oscuro colocados en fila uno tras otro todos custodiados por hombres armados.
 
 
El japonés que me había recibido antes en el avión se adelantó y abrió la puerta del auto del medio.
 
 
¡¡¿Que no es una limusina, no es un poco llamativo?!!… Bueno si consideramos a los Soldatos que lo custodiaban si parecía extraño…
 
 
El Soldato es el rango más bajo que existe en la mafia italiana, como lo dice su nombre son “soldados” los cuales tienen el objetivo principalmente de atacar y defender.
 
 
Fui el primero en entrar, Luego Juliet. Hmm… el vehículo “A” y “C” son custodios, ya bueno yo estoy en el “B” junto a Juliet…
 
 
Luego de unos pocos segundos comenzamos a movernos junto con las escoltas.
 
 
Seguramente el equipo de seguridad del aeropuerto era corrupto ya que no veo otra forma de salir en autos desde los hangares como si nada.
 
 
El interior del auto permaneció en silencio, tras un minuto llegamos a una parte del aeropuerto que conectaba la pista con la calle principal, los guardias nos dejaron pasar sin siquiera preguntar.
 
 
Bueno pasamos un tiempo recorriendo las calles de Tokio, llegamos a una carretera la cual estaba bastante cerca de la costa, como era de noche no hubo mucho tráfico.
 
 
Al cabo de un tiempo salimos de Tokio y seguimos la carretera la cual había mencionado.
 
 
De repente Juliet hablo.
 
 
—¿A-ah?…Aa..ehm… S-señor Gabriel, podría saber porque vinimos a Japón?
 
 
Después de que Juliet me preguntara siquiera voltee a verla, aunque dije que era mi única amiga y que crecimos juntos, la verdad es que crecimos de maneras muy diferentes.
 
 
Ella creció como una niña que próximamente sería una sirvienta de la familia Desimone y yo crecí siendo entrenado por el abuelo para ser el próximo Don de la Familia.
 
 
No es nada fácil ¿Verdad?…
 
 
A decir verdad, nuestra relación era bastante estrecha algo así como Amo-Sirviente aunque la verdad jamás le he pedido algo de forma egoísta ya que la atesoro bastante.
 
 
Tras pasar algunos segundos y sin apartar mi vista de la ventana, finalmente hablé este con un tono frío y de desinterés.
 
 
—¿No fue de tu agrado haber venido?…
 
 
Luego de eso Juliet respondió en voz baja casi como si estuviera susurrando y con una voz tímida
 
 
—N-no es que no me vaya gustado haber venido con usted, es solo que… mmmh
 
 
Seguramente bajo la mirada, no hace falta que la vea para saber lo que hará, es bastante común que ella reaccione así…
 
 
—¿Podrías haberte negado, sabes? Si no querías venir el abuelo podría haberle pedido a otra de las chicas que me acompañase.
 
 
Eso es una mentira, una persona lo pensaría mil veces antes de negarse al abuelo, pero considerando a Juliet ella aceptó sin cuidado, pero es demasiado transparente…
 
 
— Yo…
 
 
Ya veo. ella se quedó en silencio, dudo que diga algo, Juliet es ese tipo de persona ella cae fácilmente, aun así creo que debería darle un soporte esta vez.
 
 
Finalmente mire a Juliet, estaba triste y parecía poco sensata, creo que estaba a punto de llorar…
 
 
—Aun así me alegro que seas tú quien me acompañe…— Dije eso todavía viéndola a los ojos, también cambié mi tono habitual frío a uno más amigable.
 
 
En fin, después de decir eso como si nada hubiese pasado hubo brillo en sus ojos y se sonrojo un poco, Bueno era más que obvio lo que sucedería…
 
¿¿La respuesta tímida apartando la mirada con la cara sonrojada??…
 
 
—Y-yo… he.. Mmmh… G-G-Gracias…
 
 
Vaya le atiné, pero qué cliché… bueno llevo 16 años con ella, me acostumbré bastante a Juliet, tal vez me lo permita esta vez…
 
 
Sonreí levemente… y me quedé profundamente dormido.


Comenzamos con esta nueva novela original con el autor KbNovels :v