24 Giorni senza Lussi Capitulo 1 "24 Días Sin Lujo"

Sábado 7 de septiembre.
 
Al cabo de un tiempo llegamos a una pequeña ciudad ubicada al suroeste de Tokio, era una región costera por lo que se veía, aunque bastante forestada, había unas cuantas colinas en los alrededores…
 
Cuando me desperté lo primero que vi fue a Juliet, ella se estaba sentada a mi lado, Ha… otra vez mirándome mientras Duermo…
 
¿Se percató de que la note? Espera, espera… su siguiente reacción será,
¿apartar la mirada y fingir ignorancia?
 
—D-disculpe Señor Gabriel… T-tal parece que estamos a punto de llegar…
 
Que predecible, de todas formas, no apartes la mirada, ¡¡no es como si no me hubiera dado cuenta!!…
 
No es la primera vez que sucede, y dudo que sea la última…
 
Hmm, No volteó a verme, siquiera para ver si la estaba escuchando, Igual de tímida que siempre supongo, pero no es que lo odié.
 
Ella aún tiene la cabeza inclinada se sonroja fácilmente, tiene las manos inquietas y sus ojos vacilan, ¿ah? Espera, ¿quizás sea porque la veo fijamente con ojos fríos?…
 
Aún así… El que me hablé en italiano podría levantar sospechas…
 
—Juliet, mientras estemos aquí me gustaría que hablases en japonés, hay que mantenernos lo más cubiertos posibles, ¿Entiendes?…
 
Por fin levantó la cabeza en cuanto lo dije, que extraño ahora parece más roja.
 
—¿E-Eh? a…mmt, E-etto… H-Hai!…
 
Casi no la oí, aunque si grito el “Hai”, a veces es un poco molesto que sea tan tímida.
 
En fin, no importa, de todas maneras, me gusta un poco cuando se pone nerviosa, es adorable.
 
Pero con lo inexpresivo que soy, ella no puede notar mi estado de ánimo, creo que por eso siempre actúa así.
 
Luego de que ella contestara simplemente la ignore y dirigí mi mirada al techo de la limusina, había un pequeño cristal ahí, el cual mostraba el cielo nocturno.
 
Aah… Suspiro
 
Bueno tampoco es la gran cosa…
 
Al cabo de unos minutos el Auto A Rompió la formación, después de ello el auto C también se separó.
 
Era una táctica de camuflaje, el cual tenía como objetivo usar a la prioridad como carnada…
 
Ahora se preguntarán ¿Qué sentido tiene usar como cebo a la persona cuya función es proteger? Pues bien…
 
La verdad es que es una táctica estúpidamente infectiva, a menos que tengas una armadura la cual te dé tiempo.
 
En cuyo caso mi armadura es esta limusina, por supuesto noté todas las anomalías de esta al cabo de unos minutos.
 
El interior de la puerta era más grueso de lo normal, seguramente el chasis debe estar reforzado con una capa de acero de 4 centímetros o más.
 
En caso de que un auto o varios nos chocasen la limusina la carrocería seguiría infanta.
 
Había sensores en las puertas, para que en caso de un golpe contundente estas se bloquean automáticamente.
 
Las ventanas tenían un volumen sumamente extraño después de unos segundos note que estaban blindadas.
 
Los neumáticos estaban hechos de un polímero avanzado el cual seguramente era más resistente de lo común
 
También hay otras cosas inusuales, pero resumiendo lo dicho, estoy montando un tanque…
 
Después de 8 minutos llegamos a una zona residencial, como eran las una de la madrugada no parecía haber peatones.
 
Después de ello, habíamos parado en una casa un tanto común, el terreno que la rodeaban tenía muros en los alrededores a excepción de la entrada.
 
La edificación no era muy grande pero tampoco era muy pequeña, de todas formas no me importa mucho.
 
La casa tenía dos plantas, a simple vista no parece nada inusual…
 
El auto se estacionó en la acera delante de la casa, aunque tiene un garaje, dudó que la limusina quepa.
 
Después de haberse estacionado el conductor me abrió la puerta trasera y espero a que yo bajara.
 
—Disculpe Señor Gabriel hemos Llegado…
 
Hablaba en italiano, aunque no tenía la pinta de uno.
 
Hmm…
 
Naturalmente asentí con la cabeza, sin decir nada, tomé mi espada y caminé hacia la puerta, detrás de mí Juliet agradeció al chófer y me siguió.
 
No me malentiendan, no es como si fuera una persona engreída y desagradecida es solo que como nieto del Don no puedo mostrar ese tipo de comportamiento…
 
Juliet me seguía en silencio, en este tipo de situaciones ella no habla mucho, y para ser franco, yo tampoco.
 
Es por eso que hemos estado tan callados durante todo el viaje.
 
 
♣         ♠          ♥          ♦
 
 
01:29 AM
 
Mientras caminaba a la puerta, Juliet se adelantó para abrirla.
 
Luego de haber entrado, Juliet siguió y cerró la puerta, a diferencia de la entrada el interior de la casa tenía un estilo completamente japonés
 
—A-Asombroso…— Tal parece Juliet estaba impresionada.
 
Después de ello vimos cada una de las habitaciones que tenían, claro no hablamos solo revisamos en silencio.
 
Al subir al segundo piso note que este tenía un estilo un tanto más occidental, bueno era una extraña mezcla.
 
Luego volvimos a bajar al segundo piso, dejé mi espada en lo que sería habitación, en donde todo mi equipaje ya estaba colocado.
 
De repente Juliet habló con una voz tímida y susurrante…
 
—E-eto…¿G-Gabriel-sama le gustaría que le preparase algo para cenar?…
 
¿Qué demonios Juliet? Porque le agregas el “sama”…
 
—Si, por favor hazme un Risotto con Frittata…— Por lo general no me gusta tratarla como una sirvienta pero, si no lo hago seguramente se desanimará…
 
—C-Ciertamente Gabriel-sama…
 
¿Qué pasa con esa forma de hablar? Creo que es algo así como “Formal” en Japón…
 
Después, Juliet se fue a la cocina…
 
Me preguntó si aquí habrá los ingredientes para hacer un Risotto
 
Bueno no me importa, no soy muy exigente con la comida…
 
Fui hacia el comedor, sinceramente es la primera vez que veo la cultura japonesa impregnada en la arquitectura…
 
En medio del comedor había una pequeña mesa de madera, estaba a 30 centímetros del suelo.
 
Arriba de este había una computadora portátil, me senté en algo así como almohadillas las cuales servían como asientos.
 
Luego de ello abrí el portátil y comencé a investigar sobre el estado actual de la familia…
 
Después de unos 10 Minutos Juliet apareció en el comedor sosteniendo el Plato con el Risotto y La Frittata en una mano.
 
Y con la otra traía un recipiente con agua, en el antebrazo llevaba una toalla de cocina blanca hecha de tela.
 
Ella se arrodilló a un costado de la mesa y colocó los platillos con movimientos elegantes y rápidos al igual que un mesero profesional.
 
—Eto… D-Disfrute de su comida Gabriel-sama…
 
¿Que acaso olvidaste como hace un segundo colocaste el Risotto con tanta elegancia y Gracia?…
 
—Gracias Juliet…— Hmm supongo que no importa…
 
— Ummh…H-hai…
 
Ya veo, ella se sentó atrás mío, supongo que no va a comer conmigo, además ¿Que con esa forma de sentarse sobre las piernas?
 
Ahhh… es igual a los japoneses, ella debió estar practicando antes de venir, bueno solo le di dos días de anticipación…
 
Mire el Risotto durante unos segundos, sin siquiera dar un bocado me doy la vuelta y le digo a Juliet.
 
— Juliet… — Mmm creo que lo dije con una voz fría, mejor lo corrijo.
 
—H-hai??…— Demasiado tarde supongo…
 
Espera, ¿que no es la tercera vez que lo dice de esa forma?…
 
Hmm, creo que la asuste, debe pensar que algo está mal con la comida, ya que siquiera la he probado todavía.
 
Bueno mejor le pregunto de una vez…
 
— Qué te parece la idea de comer junt…??
 
— ¡¡G-Gomenasai!!..
 
¿Ehhh? … porque se inclinó en el suelo de repente? Espera, ¿de estás disculpando? Aunque esta vez sí la pude escuchar habló un poco más claro de lo común….
 
Pero antes de que dijera algo ella volvió a hablar, su cara estaba teñida de desesperación y vergüenza.
 
—Y-Yo… intente engañarlo Gabriel-sama, ¡¡P-Por favor discúlpeme!!… — Hmmm no comprendo en lo absoluto de lo habla.
 
Aunque la culpa en sus palabras no eran mentira, de todos modos… ¡¡Levanta ya la cabeza!!
 
— Y-yo… N-no pude encontrar los ingredientes correctos para hacer el Risotto!…
 
¿¿Espera se está disculpando por el Risotto??…
 
—E-Eto… P-Por eso… tuve que improvisar un poco… — Ya veo… así que por lo eso estaba tan preocupada.
 
— Hmm, No hay necesidad de disculparse Juliet…
 
—P-Pero no cumplí con su pedido, realmente no hice el Risotto que quería, en cambio… Y-yo…— No jodas, ¿estás apunto de llorar? ¿Enserio Juliet?…
 
Vaya, ella era mirando hacia abajo con una cara desanimada y casi sin vida. Pero que molesto, su ánimo siempre decae rápidamente…
 
— Juliet, ven aquí…
 
— H-Hai… — después de ello Juliet vino a mi lado, seguramente esperaba ser regañada.
 
Tras esto, levanté mi mano, cuando hice esto Juliet cerró rápidamente los ojos y puso su cara rígida.
 
Ella cree que la voy a abofetear, bueno creo que eso también es mi culpa, jamás he estado enojado con ella, siquiera feliz o preocupado, no muestro mis emociones por no decir que no las tengo.
 
Para Juliet yo soy como un misterio, ella no sabe lo que haré ya que no puede ver o sentir mi estado del ánimo, es irritante, pero no puedo hacer nada.
 
— Deja de preocuparte tanto… — dije eso mientras acariciaba su cabeza con mi mano, veamos si así se recupera…
 
Pah, pah Palmaditas en la cabeza
 
— E-eh?… a… Etto… H-Hai…
 
Haha… se sonrojó de nuevo, muy típico de ella, siento que ya he visto esto en alguna parte…
 
En fin, esto podría ser catalogado como drama así que lo evitaré.
 
— Juliet, cenemos juntos… — Hmm creo lo dije con una cara neutral…
 
— Hmm… G-Gabriel-sama, ¿no está molesto?
 
Demasiado cliché Juliet…
 
— No, no lo estoy, no soy muy exigente con la comida después de todo, además si tú lo preparaste seguramente esté bien… Comamos…
 
— P-Pero… Etto Y-yo solo preparé un plato de Risotto… — Si es verdad, espera ¿porque dices “Etto” cada vez que hablas?…
 
— Entonces compartamos la Frittata…
 
— Emmh… G-Gabriel-sama esa tampoco es una Frittata exactamente… — ¿Eh? Pero se ve exactamente a una, Hmm seguramente carezca de algunos ingredientes.
 
Pero… fuera de eso lo veo bien…
 
— No importa, se ve delicioso, así que comamos… — La verdad si tenía una buena pinta, conociendo la cocina de Juliet sin duda tendría un buen sabor.
 
— P-Pero, una sirvienta como yo no debería com…— Como siempre, ella ve hacia abajo e Inclina la cabeza.
 
— Es una orden Juliet… — Tskk… Odio que se menosprecie de esa forma. Talvez debí cambiar el tono frío con que lo dije…
 
Aunque antes dije que tengo que actuar como tal no puedo dejar que Juliet piense de esa manera, es simplemente impropio.
 
— C-Ciertamente Gabriel-sama… — Casi no la oí, en el mundo existen dos clases de personas tímidas.
 
Las que gritan en debido a su timidez, y las que no lo hacen porque les avergüenza demostrarlo… creo que Juliet sería lo último… aunque eso nos quita el hecho de que a veces lo haga.
 
Ella habla bastante poco en la mansión, no es muy abierta a las personas. Ella es el tipo de persona que solo dice lo justo y necesario con cautela y siempre a la defensiva.
 
Por supuesto que no es así conmigo, si yo le pregunto algo ella responderá honestamente no importa lo vergonzoso que sea.
 
Ahora que lo veo, en la mansión éramos casi iguales, nos teníamos uno al otro, sonreímos, llorábamos, reíamos, obviamente eso fue en nuestra infancia.
 
Con el pasar del tiempo creo que cambie, tal vez se debe al abuelo, el saco todas las emociones de mí, cada vez con menos frecuencia veía a Juliet.
 
Después de un tiempo me di cuenta de que ella me imitó, era fría y sin emociones, tal vez ella siempre fue así y nunca lo noté.
 
De igual modo ella cambia cuando está conmigo, algunas sirvientas de la mansión me lo habían dicho, yo también lo note, ella aún me sonríe y se preocupa por mí.
 
 
♣         ♠          ♥          ♦
 
 
Durante toda la cena no hablamos en lo absoluto se mantuvo un silencio incómodo para Juliet, se notaba en su rostro cuando la miraba de reojo.
 
En cuanto a mí, yo estaba igual que siempre, sinceramente tampoco me importó mucho, hace años no he tenido una conversación apropiada.
 
Por lo general, solo escucho al abuelo, cuando él me explica algo o me entrena solo me limito a contestarle “Si”, “No” y “Comprendo”.
 
De hecho, no estoy mal con eso, no soy muy bueno conversando cuando se trata de temas personales.
 
Me pareció curioso ver a Juliet comer, lo hacía con tanta gracia y elegancia que parecía como si estuviera presumiendo.
 
O quizás quiso llamar mi atención, pero solo me limitaba a verla sin que ella lo notase.
 
Cuando termino de cenar, Juliet junta los platos de la mesa y fue hacía la cocina.
 
—D-Disculpe Gabriel-sama… — Yo simplemente hice un gesto asistiendo con la cabeza.
 
Tras esto agarré el portátil el cual había dejado a un lado de la mesilla y me dirigí a mi habitación.
 
Haa… Suspiro
 
Bueno, ya que terminamos con Juliet, pensemos en el abuelo, conociéndolo no tardará mucho en darme un mensaje, será algo convencional, el prefiere los métodos antiguos.
 
Aún así ya tengo una hipótesis clara de porque me envió a Japón y la razón de ir a la escuela, lo que no coincide es Juliet…
 
Conozco bien a Juliet, pero ¿no es demasiado?…
 
Después de subir al primer piso fui hacia lo que era mi habitación, en ella había una cama, un escritorio y algunos estantes y muebles.
 
A diferencia del primer piso mi habitación era totalmente occidental, bueno me da igual.
 
—Y ahí está…
 
En el escritorio había una carta de color roja iluminada por una pequeña lámpara de escritorio
 
El abuelo y sus métodos, es el siglo XXI ¿sabes? Hmm tiene el Símbolo de la Familia Desimone, Demasiados accesorios para una simple carta.
 
—Ya veo…
 
Había una posibilidad de que fuera esto…
 
La pequeña ciudad en donde me hospedó…
 
La razón para ir a un Instituto Escolar…
 
Por qué envió a Juliet conmigo…
 
Já…
 
Como pensé, esta es una prueba…
 
Abuelo quiere saber si soy capaz de ser el próximo Don, pero, sigo sin entender porque la prisa…
 
No importa, me he estado preparando para esto, aunque es una suma considerablemente pequeña a comparación de otros…
 
Bueno, debo reunir 15 Millones de yenes para el primero de Octubre…
 
Espera, ¿que no es dentro de 25 días?…
 
Bueno cumplo 17 el 30 de septiembre…
 
Supongo que serán 24 Días Sin Lujos…

Leave a Reply