Another Novel R-18 Capitulo 16 "Llamada"

PropellerAds

[Joven Maestro, solicitan su presencia en la mansión]
 
Todavía mirando el mensaje en mi teléfono celular con las cejas arqueadas, no pude evitar preguntarme cual era el significado de esto.
 
Fueron pocas veces en que Elena personalmente me envía mensajes de texto ya que ella dice que sería algo impropio que una simple sirvienta llame a su joven maestro. La verdad es que no le veo el problema y le digo que no hay de qué preocuparse, pero sigue insistiendo.
 
Por eso, el numero de veces en que me mandó mensajes se pueden contra con los dedos de las manos y por esa razón hace que me sienta ansioso.
 
¿Qué tan importante es lo que ocurrió como para enviarme un mensaje urgente?
 
¿Descubrieron mi escondite secreto?
No, imposible. Lo tengo tan resguardado que podría llamarse una exageración.
 
Dice que están solicitando mi presencia.
 
¿Quién—
 
¡No puede ser—!
 
Cuando pensé en una persona en particular, sentí como se endurecía mi cuerpo.
 
—¿Nei?
 
Mi cuerpo saltó cuando alguien me llamó repentinamente.
La persona que entró en mi campo de visión era Lesly que tenía una expresión preocupada en su rostro. Parece que termino de hablar con Lucía de cosas extrañas y se dio cuenta el momento en que recibí en mensaje en mi celular.
 
Viéndola ahora me calma.
 
—No es nada. Era Elena y creo que tiene algo importante que decirme así que tendré que ir.
 
—Es eso así? Pero te veías pálido.
 
¿Ha? ¿Quién está pálido? Y-Yo no estoy preocupado ni nada, es el clima.
 
Lesly parece no creerme, pero al final asiente después de que le dije que no era nada.
 
Haaaa… tengo ganas de abrazarla otra vez, pero lamentablemente tengo prisa.
 
Lucía me invitó a almorzar con una cálida sonrisa, pero tuve que declinar cortésmente. ¡Maldición! Era mi oportunidad para volverme más cercano a ellos. También aprovechar a volverme un amigo cercano de Robert, es un buen tipo la verdad.
 
Bueno, será para otra ocasión; tengo mucho tiempo después de todo.
 
—U-Uhm
 
Lesly deja salir un lindo sonido mientras se sonroja y mira hacia abajo.
 
¡Hoy es el día! ¡HAHAHAHAHA! ¡Mi día tan esperado!
¿¡Cuantas veces he visto escenas en películas con besos de despedida!?
¡¡Muchas!!
¡Pvtas escenas románticas!
¡Cada vez que veía esa escena, mi lado oscuro salía a flote y dejaba salir mi frustración escribiendo, escuchando música o incluso ahorcar el ganzo!
¡Malditos! ¡Ahora será mi turno! ¡HAHAHAHAHAH!
 
Chuu* ♡♡
 
Tan linda. Esta vez no fue un beso intenso, sino que solo fue un toque de labios, pero incluso así ella ya tenía corazones en sus ojos húmedos. La verdad es que estaba un poco nervioso al tener a las dos personas ya saben quién mirando nuestra escena.
 
Lucía da un pulgar arriba elogiando a su hija mientras que por otro lado Robert tiene una cara de impotencia.
 
Ah, Lucía ahora lo esta consolando.
 
¿Huh?
 
Le dijo algo en el oído con una mirada coqueta.
 
Robert se estremece.
 
Después de eso Robert me miró con urgencia y con un toque de desesperación. No tardé mucho en saber lo que le dijo Lucía así que quería salir lo más rápido posible para no interrumpirlos.
 
Lesly por otro lado seguía hipnotizada por el beso ya que no se había dado cuenta de la irregularidad de sus padres.
 
Amo su inocencia~. No espera, no es tan inocente que digamos.
 
En fin, me despedí de todos y escapé con rapidez.
 
 
*
 
 
En el camino, Edwin se presentó con una expresión seria. Inusual a su estado extravagante como siempre es. En estos momentos me hace recordar que el es uno de los mejores guardaespaldas del país, por no decir del mundo. Aunque es un cerebro de músculo, a veces tiene ese lado, huh.
 
—Joven maestro.
 
—Si, ya me notificaron.
 
Esa fue nuestra conversación cuando entré al auto mientras Edwin cerraba elegantemente la puerta y se dirigía al asiento conductor.
 
—¿Tienes alguna idea de lo que pueda ser? —Pregunté mientras veía el mensaje que me envió Elena anteriormente.
 
—Discúlpeme por mi falta de información joven maestro.
 
Con un tono de voz que exudaba formalidad, Edwin respondió.
 
—Ya veo, no hay problema. Gracias por tu trabajo.
 
—Ciertamente.
 
No tardamos mucho en visualizar la mansión a la que me había acostumbrado y donde todos los días vivía, pero ahora siento una gran incomodidad.
 
Al entrar por la puerta principal, el ambiente era muy diferente al de antes. Las sirvientas estaban paradas en posturas restas mientras me daban la bienvenida de forma elegante. Cada una inclinó su cabeza cuando yo pasaba a su lado y su expresión carecía de emociones. Es como ver a personas completamente diferentes.
Después de un tiempo encontré a Elena esperando en la sala de estar de la mansión.
 
—Bienvenido joven maestro. —Se inclinó cortésmente en un perfecto ángulo de noventa grados. Me pregunto si tendrá algún día problemas en la columna.
 
—Ha llegado una llamada.
 
—Si.
 
Cuando asentí a lo que dijo Elena, una pantalla de televisor que ocupa casi toda la pared de la sala de estar apareció desde el techo.
 
Esto es demasiado extravagante.
 
Incluso no puede verse la más mínima marca de polvo. Las sirvientas son increíbles.
 
Después de unos segundos de bajar la pantalla gigante, se proyectó la imagen de lo que parecía ser una mujer de mediana edad.
 
Con un cabello largo color negro azabache, ojos afilados y una mirada penetrante. Su belleza no es siquiera en el nivel de las supermodelos, ella esta en otro nivel. Incluso a través de la pantalla, todavía puedo sentir el aura de elegancia que emana.
 
Al ver esa imagen, de inmediato me estremecí.
 
—Para hacerme esperar tanto tiempo, que mal hijo tengo.
 
Incluso escuchar su voz es como si penetrara toda mi alma.
 
—T-Tanto tiempo madre, mi culpa. Estaba haciendo algo importante.
 
—¿Era tan importante como para dejar a tu madre esperando? —La mujer en la pantalla gigante entrecerró los ojos y me fulminó con la mirada.
 
—No fue lo que dije, yo— Antes de que pueda terminar la frase…
 
—No tienes porque negarlo, de igual forma sé lo de esa chica.
 
¿EH?
 
—Fue algo interesante de ver, no pensé que esa niña fuera tan audaz contigo, el heredero de la Familia Ribers. Me sorprendió bastante. —Madre habla como si resoplara con desprecio.
 
—E-Eso— Temblando, volteo a ver a Elena y ella inclina la cabeza hacia mí. Ella no fue.
 
—¿Crees que no estoy al tanto de la situación de mi propio hijo? No necesito que alguien me lo diga.
 
Si no fue Elena, entonces, ¿quién fue? ¿Acaso tiene algún espía oculto en la mansión? ¿Alguna sombra ninja? O quizás…
 
—Es una mansión la cual me di la molestia de administrarla personalmente, obviamente tiene muchas cámaras ocultas alrededor.
 
¡¡Es incluso peor de lo que imaginaba!!
¿¡Acaso eres una acosadora Madre!?
 
¡E-Eso quiere decir que cuando hacia mis manualidades—!
 
—Tienes incluso más energía que tu padre Fufu— dijo dejando salir una pequeña risa al final.
 
NOOOOOOOOOOOO!!!!
 
—Y-Ya veo, entonces sabes eso, madre. —Dije resistiendo las ganas de arrodillarme en el suelo por toda la estupidez que mostré antes.
Creo que algo se rompió dentro de mí. ¿Es acaso mi dignidad?
 
—¡Joven maestro!
 
Haaa… Elena viene a mi ayuda mientras tiene una cara de preocupación.
 
Esto también es tu culpa sabes.
 
—No tienes que preocuparte Elena, Neilans algún día tenía que saber.
 
—¡P-Pero, Dama!
 
¡Así que lo sabias Elena! ¡Traidora! ¡No te perdonaré incluso si me dejas tocar esos pechos tamaño sandía! ¡Parte de mi dignidad se fue a la basura!
 
Estoy triste.
 
—Dejando eso a un lado, dime que ocurrió con esa niña.
 
—M-Madre, pasaron muchas cosas y ahora estoy en una relación con ella. —Le dije a madre sin rodeos, después de todo ya no podía ocultar esto después de que me dijera sobre las cámaras.
 
Esperando su reacción a lo que dije solo asistió dejando escapar un suspiro.
 
—Bueno, no se puede evitar. Después de todo estas en esa edad y como eres el heredero de la casa Ribers deberías saber sobre esos temas.
 
Oie, eso no fue tan malo. Creí que se lo iba a tomar mal.
 
—Lástima que no fue en mis planes.
 
¿Ah? ¿Qué quiere decir con eso?
 
—Se suponía que debías ver ese tema con Elena. ¿Elena, me podrías explicar esto?
 
—Mis disculpas, dama. No podía hacer eso, creí que seria mas adecuado para el joven maestro aprender por si solo si algún día se le presentara la oportunidad. Me pareció imprudente acelerar su enseñanza.
 
—Ya veo, tienes razón.
 
¿Q-Que? ¿Acaso estaba siendo utilizado?
 
—Bueno, no importa. Aunque me hubiera gustado que alguien de completa confianza como Elena fuera tu primera vez, el resultado no fue tan malo. —Dice madre mientras me mira desde la pantalla gigante. Su sonrisa con sus ojos afilados le da un encanto único, todavía no puedo creer que ella fuera mi madre.
 
—Entonces, Lesly—
 
—No hay problema, puedes hacer lo que quieras.
 
¡Bien! Incluso cuando me estaba preocupando de que no acepte nuestra relación. Parece que fue algo innecesario.
 
—A tu edad, no me importa si la tienes como amante, una esclava sexual o incluso un juguete para utilizar y después desechar. Pero me preocuparía si no eres discreto con eso.
 
¿Ah? Algo malo acabo de escuchar.
 
—Después de todo, el heredero de la Casa Ribers debe ser imponente en todas las materias incluida en la parte sexual, así que puedes hacer lo que quieras con ella. —Dice mientras muestra una cara desinteresada hacia mi quien todavía sigue parado sin decir una palabra.
 
Viendo el estado en que me encontraba, madre me miró fijamente con el ceño fruncido. Elena que estaba a un lado de la sala de estar, se encontraba con una expresión preocupada y tratando de decir algo, pero no puede.
 
—¿O acaso creíste que permitiría una relación formal?
 
Ella dice esas palabras como si se estuviera burlando de mí.
 
Mirándome con desprecio en sus ojos.
 
Si, algo era extraño desde el principio.
 
La mujer al inicio no era como la recordaba.
 
Ella era otra persona.
 
Este es su verdadero carácter.
 
Siempre mirándome con esos ojos.
 
—Ignorante
 
Ella se ríe.

Leave a Reply