Ore no Ie ni Nazeka Gakuen no Megami-sama ga Iribitatte Iru Ken Capitulo 8 «La Diosa es inesperadamente insistente»

Estaba descansando en la habitación del personal durante mi descanso, pero el gerente me dijo: “Ya que tu amiga está aquí, deberías tomarte un descanso aquí”. Aunque me negara, sólo dijo: “¡Está bien, está bien!” Y por supuesto, me obligó a salir de la sala del personal.

La sonrisa del gerente era extraña. Estoy seguro de que estaba malinterpretando las cosas otra vez.

Suspiré y me dirigí al asiento de Wakamiya como él lo ordenó. Estaba sentada en su asiento habitual, atiborrándose de rosquillas hasta las mejillas.

Comió tan felizmente…

“¿Eh? ¿Estás en un descanso, Tokiwagi-san?”

“Sí”.

“Entonces puedes sentarte a mi lado si quieres. Ah, lo siento. Quitaré mis libros de texto.”

Wakamiya colocó su material de estudio en su bolso y dio una palmadita en el asiento vacío a su lado. Es como si ya me estuviera instando a tomar asiento.

La línea de visión de los clientes hacia mí se hizo más aguda. Algunos tipos incluso aplastaron la taza en sus manos.

…Haa. (N/T: te van a matar prro!)

“Yo… podría morir hoy”.

“Umm, ¿debería llamar a la policía?”

“Me van a matar con todo tipo de odio…”

“¿Ha pasado algo bueno…?”

“Sí, bien… puedes decir eso. Pero sigue pasando ahora mismo…”

Wakamiya inclinó la cabeza. No parecía darse cuenta de que estaba en el torbellino de los problemas.

“Oye, cuando dijiste ‘como siempre’ hace un momento, ¿por qué lo dijiste de esa manera?”

“Existe la posibilidad de que se produzcan malentendidos si lo digo directamente. Por eso pensé que debía endulzarlo… ¿fue malo?”

“Sí, estás echando aceite al fuego. Ha sido un error”.

“¿Entonces debería decir claramente que nuestra relación fue aprobada por mis padres?”

“¿Por qué se convirtió en algo así?”

¿¡Aprobada por sus padres!? Esta fue la primera vez que escuché eso…

Además, no estaba familiarizado con los padres de Wakamiya. Nunca los había conocido o hablado con ellos.

En todo caso, sólo vi a Wakamiya hablando con sus padres usando su teléfono por el rabillo del ojo.

“¿Eso también es malo? Eres sorpresivamente egoísta.”

“Por supuesto que eso es malo. Primero, eso es totalmente contrario al hecho, cierto… ¿Qué es lo que se ha aprobado?”

“Hmm, bueno. Mis padres te reconocieron como una persona inofensiva que me envía regularmente a casa. En otras palabras, te han aprobado.”

“Ah, así que eso es lo que quieres decir…”

No sabía si debía reír o llorar… ¡De todas formas, nadie lo entendería así!

“Pueden pensar en mí como un conocido normal que vive cerca, ¿verdad?”

“No soy bueno mintiendo.”

“Teniendo en cuenta eso, eres muy bueno para hacer malentendidos, eh.”

“Tokiwagi-san, ¿dijo algo?

“No, no es nada.”

Me aparté de ella y tomé un sorbo del jugo.

Aparentemente, los trabajadores a tiempo parcial nos estaban mirando. En el momento en que sus ojos se encontraron con los míos, se retiraron inmediatamente.

… cielos, hagan su trabajo.

“Hay algo por lo que he sentido curiosidad.”

“¿Hm?”

“Trabajas a tiempo parcial todos los días de la semana, ¿verdad? ¿También trabajas los fines de semana?”

“Sí, ya que no tengo nada que hacer. Así que no te preocupes, no estoy trabajando sólo el día que Wakamiya-san viene aquí.”

Wakamiya suspiró. Luego dijo con un ligero asombro. “No estoy preocupado por eso en absoluto.”

Aún así, creo que las chicas tienen que tener cuidado con el comportamiento de los chicos. Algunos de ellos son bastante astutos. También hay algunos chicos que son muy persistentes… Para ser honesta, no creo que no pueda ser muy cuidadosa con este asunto.

“Es sólo que… Um, ¿estás bien?”

“¿Estás bien con trabajar a tiempo parcial todo el tiempo? Estoy bien, ya ves. Creo que soy bastante resistente.”

“No, no me preocupa eso.”

Preocúpate un poco más por ti mismo, ¿No crees?

Lo comento interiormente.

“Lo que me preocupa son los exámenes regulares. Ya que trabajas tanto, ¿cuándo estudias?”

“¿Estudiar? Aunque lo haga, es inútil para mi futuro. No necesito hacer eso.”

“Sólo estoy comprobando, pero ¿cómo es tu último examen…?”

“Son todas marcas rojas.”

De repente, sentí algo frío corriendo en mi espalda, haciéndome temblar. Wakamiya me miraba con ojos fríos y congelados.

…¿Hice algo? Parecía enfadada…

“Hablaré con el gerente.”

“¿Eh? ¡Eh, espera, eh!”

Después de que Wakamiya declarara eso, se levantó de su asiento y se fue a algún lugar a un ritmo muy rápido.

-Después de unos minutos.

“Tokiwagi-san, le pregunté a la persona a cargo la autorización para cambiar tus turnos.”

“¿¡Qué estás haciendo!?”

“Esto te dará algo de tiempo para estudiar.”

“¡No, no significa que pueda sacar buenas notas en el examen sólo porque tenga tiempo suficiente para estudiar! Más bien, no he escuchado la lección desde que entré en la escuela.”

“No hay problema.”

“Tengo muchos problemas con esto, está bien.”

Ni siquiera recordaba de qué trataba la lección. Decir esto yo mismo era patético, pero… mis estudios ya eran inútiles.

“No te preocupes. Yo te cuidaré.”

“Está bien, no tienes que hacer eso…”

“Lo comprendo. Entonces vamos a darlo todo.”

“¿No crees que la dirección de nuestra conversación es demasiado extraña?”

“No es extraño en absoluto. Tokiwagi-san, definitivamente dijiste ‘está bien’ hace un momento.”

“Yo te estaba rechazando…”

“No puedo aceptarlo.”

Wakamiya escribió “estudio” en su planificador e hizo una larga flecha desde la fecha de hoy hasta el día del examen. Podía sentir mi cara y la esquina de mi boca contraerse.

“Hey… No me estás diciendo que estudie todos los días, ¿verdad?”

“Por supuesto que estamos estudiando todos los días.”

“Soy alérgico a estudiar. Me moriré si lo hago tanto.”

“Ese tipo de alergia no existe. Te vas a poner bien.”

“Antes de eso, tus notas bajarán si pasas tu tiempo enseñando a alguien como yo…”

“Eso tampoco es un problema. Tengo confianza en mis estudios.”

Esa línea… Un día, me gustaría decirlo una vez. Pero no sería capaz de hacerlo, pase lo que pase. Es imposible.

“Entonces, vas a estudiar conmigo por un tiempo. Me aseguraré de que obtengas buenas notas, así que por favor espera con ansias”.

“No tienes que molestarte… ¿por qué yo?”

“Como ya me he dado cuenta de que no te tomas en serio tus estudios, no puedo pasarlo por alto. Además… esto es sólo yo siendo entrometido.”

“Siendo entrometido, ¿eh…? Lo preguntaré de nuevo, pero ¿puedo negarme?”

“Por supuesto que no puedes. Si no recuerdo mal, tu turno termina hoy a las seis en punto, ¿verdad? No lo retrasemos y empecemos a estudiar hoy.”

“¿¡Hoy!? Por lo menos dame tiempo hasta las vacaciones…”

“No acepto ninguna objeción.”

“En serio…”

Una vez que ella había decidido, ella insistiría. Cuando vi ese lado de la diosa, sólo pude hacer una sonrisa amarga.