Ore no Ie ni Nazeka Gakuen no Megami-sama ga Iribitatte Iru Ken Capitulo 9 «¿La Diosa esta algo equivocada?»

Después de terminar con mi trabajo de medio tiempo, caminé por el camino al que me había acostumbrado. Hoy, Wakamiya caminaba a mi lado con pasos ligeros.

Estoy seguro que es porque sus padres no la regañaron hoy. Después de todo, siempre se enfadaron con ella por volver a casa tarde en la noche.

Como todavía son más de las seis, el claro cielo del oeste de color naranja se tiñó de un fino color rojo. Si tomo una foto de Wakamiya con ese cielo de fondo, podría incluso ganar un concurso.

Este paisaje se ajustaba muy bien a Wakamiya. Supongo que era algo normal para una chica tan fotogénica.

“El cielo todavía es brillante.”

“Tienes razón. Creo que es hermoso.”

Un hombre experimentado probablemente habría dicho una o dos líneas cursis aquí para elogiar a Wakamiya.

Aún así, sólo podía responderle con un corto “sí”. Podría tomarme décadas antes de poder decir algo un poco mejor en esta situación.

Pero, por supuesto, había una gran posibilidad de que no fuera capaz de decirlo incluso después de décadas. Qué lamentable…

“Por cierto, estamos caminando por el mismo camino de siempre, pero… Tokiwagi-san, este es realmente el camino a tu casa, ¿verdad?”

“¿Qué quiere decir?”

“No, me pregunto si estás tratando de enviarme a casa para poder alejarte de tu estudio.”

“Jajaja. No puede ser. Mi casa también está en este camino.”

“No sabía que… Siento haber dudado de ti”.

“No te preocupes”, respondí con una sonrisa ambigua. Sin embargo, estaba pensando en hacer eso como mi última parada… Ya no podía hacer eso ahora. “Hey, Wakamiya-san. ¿Realmente vienes a mi casa?”

“Por supuesto.”

“…pero soy un hombre.”

“Ya lo sé. Nunca pensé que fueras una mujer.”

“No, no, eso no es lo que intento decir… Vas a la casa de un joven… er… ¿no crees que eso es peligroso?”

“Ah.”

Wakamiya parecía como si se hubiera dado cuenta del peligro de sus acciones. Sus mejillas se sonrojaron.

“Me había olvidado de eso…”

“Así que finalmente lo entiendes. Entonces cancelemos esta sesión de estudio…”

“Es de mala educación si no llevo una caja de dulces cuando estoy de visita, ¡cierto!”

“¿Qué? ¿Caja de dulces?”

“¡Sí! Voy a visitar la casa de Tokiwagi-san. ¡Siempre has estado cuidando de mí, así que es muy grosero de mi parte no llevar nada a tus padres!”

“¿¡Te preocupas por eso!? ¿¡Por qué!?”

“Esto es sentido común.”

“Aunque nunca he oído hablar de esto… No necesitas preparar nada, ¿sabes?”

“Yo decidiré si necesito hacerlo o no.”

Realmente no tenía que hacerlo. No hay nadie en casa de todos modos…

Pero los ojos de Wakamiya estaban decididos. Está claro que ella no se retiraría. Yo había estado hablando con ella en los últimos días, pero Wakamiya siempre apuró las cosas imprudentemente, ¿no es así?

Después de esto, Wakamiya me obligó a ir a una tienda. Allí, compró una caja de dulces.

La tienda de conveniencia en estos momentos seguro que era útil…